Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

Al General no hay quien le escriba

Ir abajo

Al General no hay quien le escriba

Mensaje por Credo el Miér Feb 27, 2013 2:31 am

<table bgcolor="black" border="2" bordercolor="gold" cellpadding="2" cellspacing="2" align="center"><tr><td>l</td>
   <td> <td>

  • Nombre: Credo Southworth
  • Edad: 25 años
  • Rango General de la armada
  • Altura 1.85 mts.
  • Raza Semi humano de perro

</td> <tr>  </table> </table>
 

   
el diario de un perro...:


-Lo relatado a continuacion, proviene del puño y letra del General de Diamantes-


[Capitulo I- El inicio de una carrera militar para un perro]

Desde hacía tiempo que quería comenzar a hacer algo similar, es decir, aunque no lo exprese, sé que uno de estos días mi baja en combate será algo seguro. No es algo grato de pensar, pero desde que el General Southworth me adoptó es algo que he tenido bastante presente, y se vuelve más claro conforme pasan los días en la milicia.

He de mencionar, que si algo me pasa, dejo escritos en este diario mis más profundos sentimientos así como cosas que jamás me atreví a decir personalmente, de tal manera que me gustaría hacer llegar este documento a la persona más cercana que tengo: Mi hermano menor, Nero.

El comienzo de todo:

"Dia__ del año __"]Dia __ del año __

Los malditos recuerdos de aquel día continúan atormentándome en sueños. Han pasado ya varios años pero supongo es normal, ningún niño podría soportar el hecho de ver a sus padres muertos delante suyo, y mas por mano de alguien vil como los soldados de Rojo. Intente ir tras Nero e impedir que se lo llevaran, pero uno de ellos me lo impidió. A pesar de ser el mayor no pude hacer nada, no pude protegerles, es un error que tendré presente siempre, algo que jamás deberé cometer de nuevo… Simplemente, no puedo perdonarme tal cosa.

De igual forma ¿Cómo podría un niño de doce años contra varios hombres de la armada? Simplemente, era imposible que lograse evitar que mi familia fuese destruida.

Aún recuerdo todo vividamente, era una tranquila noche de agosto, estabamos en la mesa, padre mencionaba que al salir el sol debía levantarme para acompañarle para cortar leña, era un hombre precavido si bien el otoño no llegaria pronto se preparaba ya para el frio. Sin embargo, ante unos fuertes toquidos de la puerta mi madre sospechando algo tomó a mis hermanos para ocultarlos, y me encomendó la tarea de cuidarles.

Creo que es por ello la frustración que muestró en sueños, y tambien el hecho de fallar estúpidamente en intentar impedirlo.

Incluso mi vida misma se vio comprometida, pero estaba mas concentrado en evitar que aquel hombre de armadura roja cargase a Nero y se lo llevará, creo que penso en ese entonces que era un juego, se despidio de nosotros sin saber que esa seria la última vez que nos veriamos. No le culpo, apenas si tenia cuatro años.

Corrí, si, huí como un máldito cobarde. Una pesima decisión, la peor que he tomado en mi vida, no supe que fue de mis hermanos restantes... Supuse estarían bien.

-¡Siganle!- Mencionó lo que parecía ser el lider del grupo y varios hombres no dudaron ni un segundo en hacer lo que se les ordenaba. Afortunadamente dada mir aza, siempre he sido más rápido que un humano promedio, no lograrón darme alcance. O al menos cuando estuvierón a punto de hacerlo, escuche el galope de varios caballos, un grupo de hombres de Diamantes pasaba por el sitio. Fue la primera vez que observe a quien se convertiria en mi padre adoptivo: Seward Southworth. Tal vez percibio el miedo en mi rostro, no tardó mucho en desmontar su cabello y acercarse a mí, que, aunque en un principio pensó que era un ladrón cambio su parecer cuando explique las cosas y, entonces pasó lo inexplicable: Aquel canoso militar, me defendio.

Y ese pequeño acto de generocidad, seria lo que daría comienzo a todo...[/justify]



Cronologia






Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.