Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

Laberinto de Sentimientos [Priv]

Ir abajo

Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Mar Mar 12, 2013 12:33 am

Y al final helo ahí una vez más.

Aunque en esta ocasion se encontraba sentado en un banquillo, con los brazos cruzados, aunque uno de ellos estaba completamente vendado, por quien sabe que numero de ocasion, afortunadamente la hemorragia ya habia parado. Aunque, si veia al estudiante de su compañero que causó semejante error no se frenaria en reprenderle.

No queria estar en el sitio, no tenia la maldita necesidad de estar observando el desalentador ambiente ¡Ya habia sentido en carne propia la amargura de ese ataque! no fue capaz de hacer nada y eso es lo que le ponia más de mal humor. Claro, se sumaba al hecho de no haber dormido nada tampoco haber ingerido alimento alguno, no podia darse simplemente ese lujo cuando más de media armada se encontraba herida y sin contar los caidos en combate...

Suspiró pesadamente, y ladeó la mirada. Afortunadamente su molestia encontró distracción al observar que una de las sirvientas del castillo se encontraba en el sitio con un brazo roto. No esperó ni un minuto antes de ofrecerle el asiento donde él estaba sentado.

Chasqueó la lengua ¡Era suficiente! Se iria de ahí habia mas prioridades que él. Tenia que recibir a la ayuda que se estaba encaminando desde la ciudad blanca hasta ahí, aunque uno de los soldados de la unidad del General máximo le comunicó que deberia descansar para cuando se le llamase nuevamente.

Como buen perro, no podia estarse encerrado en un lugar por mucho tiempo, así que, decidido comenzó a caminar rumbo a la salida del sanatorio.

Aunque por el bullicio así como por la gente, no se percató que su altisonante hermanito se encontraba en el lugar, peor herido de lo que el se encontraba.

OFF: Ya es avanzada la tarde, alrededor de las 5 pm del dia siguiente al ataque.




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Miér Mar 13, 2013 10:59 pm

Las risas, que tanto aumentaban; que no cesaban… Se hacían más fuertes, las escuchaba más de cerca. ¿Por qué ellos se alejan? ¿Por qué se están yendo? ¿Hice algo malo? ¡¿Por qué no se quedan aquí conmigo?!

¡No se vayan! ¡No me dejen solo!

Así entonces, mi mente fue treta de una sucia jugada por parte de aquel ser que me hizo todo esto; hacerme sentir como el peor miserable que en verdad ya era. Escuchando los millones de ecos de aquellas risas infernales que taladraban mis oídos, tanto así que lleve ambas manos a estos con la intención de evitarlo. ¡Pero estos traspasaban mis manos! Y se escuchaban más fuertes, y luego no solo fueron risas sino murmullos que se transformaron en burlas desesperadas.

Entonces vi, como las personas empezaban a alejarse. Mis padres… Mis hermanos… Credo… Aloshka… Dante… Todos… Todos ellos… Todos ellos….

¡Se estaban yendo!

¡No me dejen solo!

Imagínense, saber que es estar consciente de lo que pasa a tu alrededor, y a la vez inconsciente de lo que pasa contigo. Si, había visto bien como un soldado de Diamantes me “ayudaba” a regresar al sanatorio. Sí, vi perfectamente como terminamos en el sanatorio en un santiamén. ¡Sí! ¡Vi exactamente toda la cantidad de personas muriendo en el mugroso sanatorio!

¡Y no podía expresar nada! Los estragos en mi mente impedían que fuera capaz de ver lo que ahora medio podía ver pero no podía tan siquiera darle a mi propio cuerpo una orden para que se moviera.

-Chico, ¿Estás bien?No, no estoy bien.

-¿Qué te sucedió?Eso quisiera saberlo yo- ¡Traigan las gasas! ¡Déjame ayudarte!

¿Ayudarme? ¿Cómo?

¿Qué podía ahora hacer un humano de lo que uno de ellos no me hizo ya? Pero claro, yo no sabía que aquella persona era una de las enfermeras y que solamente trataba de curar mis heridas. Ella solamente no entendía lo que pasaba, ya estaba preparada para atender cualquier tipo de casos, salvo el que yo podría estar viviendo ahora.

Soy totalmente, un miserable inútil.

-Déjame ver –La enfermera quiso ver la herida de mi ojo. No lo sé, pero justamente mi cuerpo reaccionó al ver como su mano se acercaba a mí y, tomándolo de forma brusca con la misma mano que tenía herida; agarre su muñeca causando la gran impresión en su rostro.

-¡Aléjate de MÍ! –La última palabra, la exclame tan fuerte que algunas personas voltearon a verme. Y yo, recluido en esa camilla empecé a moverme para atrás, por instinto; buscando como refugiarme del “peligro”.

Y manchando todo lo blanco y pulcro de la sabana por líneas rojas y oscuras.


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Jue Mar 14, 2013 12:08 am

-¡Ah, espera!- Y una fatidica -al menos para el general- voz le hizo detenerse en seco.

Tambien el hecho que la portadora de aquella voz le tomó por el brazo sano. Credo solamente giró una de sus canidas orejas haciendole saber que le escucha, aunque no tardó mucho en girar sobre sus talones para observar -por educación- a la persona.

-Dime- Cortante. Credo suele ser bastante cortante cuando se encuentra de malas, y con todo lo que ha pasado desde la noche, no era para menos su estado de ánimo.

-No puedes irte- y ladeó la mirada, tantos años de relación le hacian saber como tratar al semi humano cuando estaba molesto -Estas herido-

El castaño solamente giró la mirada como si quisiera decirle "no me digas" ¡Genial! lo único que le faltaba, seguro le iba a fingir una escenita, y con lo pasado en el juicio, sinceramente el canido no estaba como para discusiones absurdas. Aunque, cuando pretendio decir palabra alguna, fue irrumpido y con algo que haria que todo su temple y "rudeza" que ha adquirido durante tantos años en la armada, se derrumbara.

- Y tu hermano esta aquí- ¿Cómo? era imposible. Nero no tenía por que estar cerca del castillo, menos por la noche.

Una gota de sudor descendio de la sien del moreno, y en un auto reflejo guiado por puro instinto, llevó las manos a los hombros de la nombrada Kyrie.

-¿Donde? ¿Cómo es que esta aquí?- Esperaba que fuese de "visita" o curioseando, o buscandole por estar preocupado por el ataque ¡O algo así!

Quizá estaba sacando conclusiones demasiado rápido.

-Esta por allá, no tiene mucho que llego al lugar. Esta grave, trata de calmarlo para que podamos atenderlo, o dile a Seth que lo haga, no se que le pasó, solo ví cuando lo trajerón.- Y la joven se encogio de hombros, conociendo tambien que en un arranque de ira el otro tambien podia tornarse un tanto agresivo. Como pudo con el indice, señaló en dirección de la camilla donde se encontraba el albino.

Y fue entonces que el General le soltó, dirigiéndose a alargados pasos hasta tal cama.... ¡Ese Nero! tenia tanto que explicarle y el castigo que se iba a llevar sin duda seria severo y ejemplar. Apretó la quijada y empuñó con fuerza las manos... Sin embargo ese porte de General estricto y austero se derrumbó como un cristal ante un fuerte golpe al ver a su hermano en tales condiciones. La sorpresa no tardó en divisarse en sus facciones, sus orejas fuerón a dar hacía abajo debido a la impresión.

-Nn- No pudo pronunciar nada. Toda esa sangre... Pasó saliva como si quisiera darse valor. Ha visto demasiados heridos desde que inició su carrera militar, pero otra cosa, era ver a su pequeño hermano en tales condiciones.

Y el lenguaje corporal que mostraba denotaba una sola cosa: Pánico. Nego, no podia quedarse helado de esa manera, así que, sacando fuerza de voluntad de la misma nada, se acercó.

Lo más tranquilo que pudo -puras mentiras, claro- Se acercó hasta donde estaba él, tendiendole la mano, ventajas de ser un semi humano, saber como tranquilizar a un animal...

-Nero, cálmate, ya estoy aquí- Si, estaba ahí ¿Pero en donde estuvó cuando toturaban al oji azul?

...Ahora sabía que en verdad, era un mal hermano... lejos de lo que habia creido anteriormente.




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Vie Mar 15, 2013 4:46 pm

A los ratos podía escuchar algo; la misma enfermera diciéndome una y otra vez que me calmará que de seguir así mi hemorragia no pararía, en especial la del ojo ahí es más peligroso. Pero simplemente no podía, solamente veía como esta y otras personas intentaban hacer algo más yo me encogía ahí mismo donde estaba evitando tener contacto, así de simple; mi propio subconsciente enviaba señales a todo mi cuerpo para intentar refugiarme de todo, a eso se le llama instinto y supongo que gracias a ello más la adrenalina causada por el miedo es lo que mantenía despierto por la pérdida de sangre. Ellos no sabían lo que pasaba en mi mente ni siquiera tenían la más mínima idea de cada imagen torturadora que se reflejaba; una a una solamente para recordarme todo el dolor e inútil que he de sentirme.

Hasta la misma sombra efímera que creo que me ha estado siguiendo, pero con un solo ojo ahora todo se ve como sombras. La enfermera, por muy paciente que fuera de a ratos suspiraba con abruma y me miraba con lástima; ¿Por qué? ¡No tenía derecho de que sintiera eso por mí! ¿Por qué simplemente no me podían dejar en paz solo esta vez?

-¡Aléjate! –Y volví a vociferar, entre medio de las palabras y ligero pero muy débil gruñido escapó. Cada vez que veía la mano de la enfermera cerca u la de alguien más que intentaba hacer algo la quitaba de forma violenta.

Él es parte de unos de ellos, no puedo confiar en ellos; ya no podía diferenciar quien era el bueno y el malo de acá, ahora todos se me veían iguales, justo como los soldados de las armadas.

Entonces una de mis orejas giró en la dirección contraria al escuchar una voz que al menos podía reconocer. Doblaba un poco la cabeza al girar en dirección hacía dicha voz tratando, poniendo el mejor esfuerzo que tenía de poder ver no solo estaba el hecho de que ya no vería más por el lado izquierdo; la sangre tampoco estaba ayudando mucho. ¿Ese era… Credo? Estaba aquí y ni eso me llenaba de calma en lo más mínimo, al contrario solo me hacía angustiarme más.

Ya estoy aquí

¿Y si se volvía a ir? ¿Y si otra vez me dejaba atrás? ¿Y si nuevamente pasaban años y años para poder verlo a la cara nuevamente? Con lo del juicio, el exilio y ahora esto; él debería estar lo suficientemente enojado conmigo por haber desobedecido sus ordenes y reglas, no debí haber salido, no debía haber dicho eso frente a la reina de rojo.

No debí haber hecho nada desde un principio, comenzando con el error que hice de salirme del escondite cuando niño.

El miedo o el instinto mismo me llevo a tomar su mano y antes de nada o antes de algo, había colocado la otra mano sobre su antebrazo, así jalando de este y obligando a que se doblará un poco con la intención de mirarlo fijamente a los ojos.

-Ayu… Da… Me…


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Vie Mar 15, 2013 5:24 pm

¿Enojado? ¿como podría estar enojado con todo lo que habia pasado en torno la vida de ambos? Es sólo... una mascara.

Quien le comentó algo similar fue la misma Kyrie, Credo suele esconder su tristeza a manera de enojo, así como su culpa. Y en ese momento no podia sentirse de otra manera. Por él fue que exiliarón a Nero de Corazones, por él fue que los soldados de rojo les separaron. Si hubiese sido un poco mas valiente, y sobre todo mas fuerte ambos hubiesen podido huir ese dia, sobre todo... Si no se hubiese atrevido a tener algo con la reina de corazones, Nero no hubiese lanzado aquel comentario que haria enojar a su majestad, causando así su juicio.

Aunque ya de nada servia lamentarse, solo asumir las consecuencias de todo eso...

Y así, obligado por el más joven, fue que el general se inclinó para observarle fijamente. Al hacerlo no pudo el evitar morderse con fuerza el labio inferior ¿Qué es lo qué le habia pasado? Y esas palabras ¡Esas palabras! No ha habido algo que haya hecho sentir de tal manera al General como ese "Ayudame"

Cerró con fuerza los ojos y en un acto de puro impulso le abrazó fuertemente. Su mano diestra (que tambien yacia vendada debido a las quemaduras y al torpe error de uno de los cadetes) se posó sobre el cabello platino del can apegandole de esa forma a su pecho.

-Perdoname... Perdoname Nero- Y la voz se le quebro. Realmente, realmente era un estúpido por permitir que algo así le pasara. -¿Cómo puedo defender todo un reino si nisiquiera puedo protegerte?-

Tal vez estaba mal que el General de Diamantes, uno de los lideres de la mejor fuerza armada de todo wonderland, actuara de semejante manera, pero en ese momento, ya no estaba seguro de nada... Al menos, no desde la noche pasada. Pasó saliba ¿Qué estaba haciendo? Nero debia ser atendido. Se separó aunque sea un poco tomandole de los hombros, y como pudo, le sonrió.

-No te preocupes, vas a estar bien. Me encargare de eso- Miró a la enfermera ¿Puede traer lo necesario por favor? Yo le atendere...









Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Mar Mar 19, 2013 10:49 pm

Al contrario de lo que por mi mente difusa y divagante mostraba cada cierto tiempo, ahora tomaba en cuenta de que estaba verdaderamente mal; no refiriéndome a las heridas y al punto grado de que en cualquier momento ya no me podría mover más, más bien lo grave era el miedo y pánico que mostraba justo ahora, no había sentido un miedo así desde hace muchos años. Años pasados y por ende, eso debería quedarse atrás y tanta, pero tantas veces me había prometido a mi mismo el no volver a mostrarme como la persona débil que sería. Entonces, heme aquí, nuevamente lamentándome por unas cuantas visiones y probando ese amargo sabor de la impotencia adquirida por las simples palabras de un ser sin alma y escrúpulos.

Pero, aquello que no me daba la lucidez para permitirme a mí mismo volverme a levantar no era el miedo u el dolor, ni siquiera la impotencia; era el instinto. Como cualquier animal salvaje herido, buscando un refugio para asegurar su protección y su descanso, todos necesitábamos refugiarnos en algo u alguien, y por el momento ese refugio sería Credo, por el momento era en lo único en que podía confiar. Sus palabras llegaron a mí pero como previamente se había dicho costaba un poco procesarla, sin embargo en lo poco que entendía pudo escuchar un “Perdóname” a lo que vagamente respondí moviendo la cabeza de arriba hacia abajo como diciendo un sí, no había nada en que culparlo. Lejos del aroma de la sangre tanto la propia como la ajena, el aroma que del mayor me reconfortaba y sosegaba, de un momento a otro ya no estaba tan histérico como antes, sino que ya respiraba con algo de dificultad pero en un auge normal, escondía el rostro en su pecho sin importar el dolor y la sangre que podía ahora mancharlo; apretaba con algo de fuerza sus brazos –Los cuales había agarrado- Sin llegar a clavar las garras en ello, todo como si sintiera que en cualquier momento podría dejarme.

Justo como esas visiones que parecerán atormentarme por un buen tiempo. A pesar de ver su sonrisa, a pesar de ver que tomaría las riendas de todo; de mi boca no salió respuesta alguna solamente asentía y movía ligeramente los labios, relamiendo un poco el elixir propio de la vida. Quizá, la enfermera comprendió lo que dijo y fue en búsqueda de lo que pidió el mayor; a los pocos segundos había regresado con todo dejándolo sobre la camilla y no se alejó, al parecer quería ayudar sea como sea.

Otra cosa, es que como la emoción del momento se había sosegado y con ello la adrenalina, comenzaba a sentir el cuerpo más pesado y a la vez a sentirme mareado, hasta respiraba con un poco más que dificultad que antes. Inclusive me aferraba un poco más del mayor como si fuera a caerme en cualquier momento.

Sea por el mareo o sea por el mismo cansancio, no quería que fuera por ninguna de las dos.

-Per… -Respire hondo, volviendo a pegar mi rostro al pecho del canido mayor- Per… Doname… Por… Haberte… De… Sobedecido.

OFF: Perdona que me haya tardado, y perdona que me haya quedado medio raro xDU


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Miér Mar 20, 2013 11:23 pm

Aquellos segundos en que la enfermera fue a buscar todo lo indispensable para poder curar a su hermano fueron los más largos que el General jámas haya sentido.

¿Por donde debia comenzar? Habia tanta sangre, no, no debia bloquearse en un momento así, tiene la experiencia, ha visto cosas similares (bueno, no, pero si heridas graves) y ha llegado a ver gente morir frente suyo, en especial gente cercana, o de su misma armada... Aunque el menor se aferraba a él, era capaz de ignorar las heridas propias, el brazo le hostigaba, si, pero de momento, no tenia importancia.

Sostuvo a Nero con firmeza, seguro de seguir así no tardaria en desmayarse. Sus orejas se irgieron, prestando atención a lo que el albino diria... Era un tonto como para parar a pensar en esas cosas de momento, aunque, si pensaba que todo fue a causa de desobedecerle, estaba bien, o al menos en ese instante, no pararia a discutir con el menor en un estado semejante.

-No, no tienes que mencionar tal cosa. Si impongo estrictas reglas es solo por costumbre, Nero, tu puedes ir y venir cuantas veces quieras, porque este es tu hogar- o bueno, no referia al sanatorio mismo, sino a Diamantes en General.

Le tomó por los hombros para separarle y le ayudó a sentarse al borde de la cama, extendio la diestra para tomar una de las gasas que la enfermeria le habia llevado.

-Trata de no moverte... es probable que te duela algo, solo avisame- Aunque... bueno, seguro un poco mas de dolor podria ser tolerado por el oji azules.

Comenzó a limpiar la sangre del rostro de Nero, llevandose una no muy grata sorpresa al hacerlo, simplemente, suspiró con gran pesadez. Una a una, las gasas comenzaban a cambiar de color blanco a carmesí... Y aún faltaba mucho... No sabia si realmente tendria la fuerza para ver las demas heridas.

-"¿Cómo demonios es que Seth lo hace?"- Claro, seguro al médico no le ha tocado atender a un familiar, o un ser cercano.

-Y...- Mencionó, mirando ligeramente hacía arriba para poder observarle mejor, pues se encontraba en cuclillas frente al can. -¿Me contaras que pasó?-




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Miér Mar 27, 2013 12:09 am

Si, este era mi nuevo hogar pero aun faltaba mucho para que lo sintiera como tal. Pero realmente fue mi culpa el que haya terminado así si no hubiera querido salir en ese momento y hubiera terminado siendo capturado por esos extraños hombres de armaduras negras, aunque el último hombre que alcance a ver era uno de la armadura de la armada amarilla lo cual ahora es que me entra la duda. Otra vez fui separado por el mismo mayor y casi obligado a quedarme sentado en esa camilla, automáticamente mi izquierda se aferro al borde apretando y arrugando las sabanas ya manchadas, realmente no estaba aguantando en nada el dolor y ni siquiera estaba poniendo de mi parte para disimularlo. Hasta un chillido no tan fuerte como esperaba salió de mis labios cuando el mayor prosiguió a limpiar toda la sangre que recorría mi rostro, ¿Qué tanta sangre pude haber perdido en unos míseros minutos? Sin darme cuenta de que realmente no había pasado minutos ni segundos, sino horas y quien sabe que más ya mi cuerpo estaba dando alarma de que si seguía así no lo aguantaría más entre los escalofríos que se hacían más visible y el mareo más fuerte.

El mayor pedía una explicación acerca de mi condición y casi de forma mecánica había bajado la cabeza –Sin importar que Credo probablemente aun siguiera limpiando o colocando las vendas en la herida; a su vez que las canidas orejas también descendieron. En ese preciso momento recordé las palabras que aquel ser efímero que no podría pronunciar como ser humano había mencionado esas palabras que causaron conmoción en mi; la amenaza y aquellas palabras en otro dialecto que ni siquiera sabía que decía pero desde ese momento no dejan de pasar horribles imágenes en mi mente.

Además, no tenía que levantar la vista para saber que quizá ese ser de rubia cabellera y que ahora se mostraba como un amable médico de amarillo que se ganaba la vida atendiendo a las pobres almas en penas, se paseaba como si nada de vez en cuando por mi lugar como vigilándome o simplemente para causarme más pánico. Por inercia, mi mano se fue directamente hacía la herida en mi rostro tanteándolo por sobre encima de las vendas.

-No lo recuerdo… -Alcé la cabeza, para mirarlo y encogerme de hombros- … No se… Que paso.

¿Cómo se tomaría eso? ¿Y si descubre que estoy mintiendo? ¡Claro que lo va a descubrir! Tenemos ese extraño “sentido” de saber cuándo otros mienten.

-Yo… Creo que fui atacado… Por… -Hice una pausa, mientras giraba el ojo como si estuviera pensando- … Unas personas con armaduras negras… Hasta ese momento lo recuerdo…


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Miér Mar 27, 2013 12:56 am

Y solo por ese momento, el de cabello castaño le creyó. Es decir, era bastante probable que Nero no recordase mucho de lo que le habia pasado o si en su momento el albino no queria decirle el respetaba su decisión, despues de todo, algo así no es fácil de sobre llevar.

Aunque tal vez lo mejor fue que el -ahora- oji azul no mencionara a aquel grupo de armadura azabache. Sin poder evitarlo, el can mayor dejo salir una altisonancia por lo bajo al saber nuevamente de ellos ¡Málditos desgraciados! No solo pretendierón atacar el castillo, sino a civiles que no tenian nada que ver... ¿O sí? ¿Y si atacarón a Nero sabiendo que era su hermano? Fruncio el cejo y sus orejas fueron a dar hacia átras, más molesto no podia estar, sentia ganas de golpear a algo, o a alguien, de preferencia al lider de aquella funesta armada.

Para colmo se habian llevado a la reina -que, aunque supo de uno de los ángeles blancos que la misma habia regresado por sus medios y con la ayuda de una escolta del mismo grupo- aún sentia la impotencia de no haber podido hacer nada en ese momento que le vio siendo cargada por el enemigo.

-Ya veo fue lo único que su molestia le permitió mencionar.

Con cuidado retiró el calzado del albino y con sus mismas garras abrio el pantalon del mismo, aunque por un lado. No solo él fue que mostró desconcierto ante sus heridas, sino la enfermera por igual ¿Qué rayos es lo que habian usado? Al ver que el General dudó por unos instantes, la mujer se acercó, explicandole con tranquilidad lo que debia de hacer, ella misma queria intentarlo, pero a como se mostró el can menor cuando trató de atenderle, lo mejor seria que el castaño se hiciera cargo.

Cerró los ojos unos momentos, claro que habia una forma de hacer que Nero sanase de forma más rápida. Sin pensarlo ni un segundo el General descubrio su muñeca del brazo herido y haciendo uso de su garra indice, se hizo un corte un tanto profundo.

-No te vayas a mover- Realmente, valia la pena hacer tal cosa por él. Y así fue que el mayor se hizo cargo de las demas heridas del menor... Aunque, cuando sintio que era demasiado se detuvo.

Esta bien que su sangre fuese curativa, pero tampoco era inmortal... Sacudio ligeramente la cabeza. No, no habia tiempo para nada. Vendó las heridas del menor y cuidadosamente, le ayudó a recostarse, aunque, la enfermera tuvo que llevar sabanas nuevas puesto a las que la cama tenia anteriormente estaban ahora todas sucias y llenas de sangre.

-Necesitas descansar, el mareo se te pasará dentro de un rato




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Dom Mar 31, 2013 12:03 am

Entonces, cuando creí que me iba a preguntar solamente recibí una altisonancia aunque no era para mí realmente; además lo había susurrado. No tenía idea de que esos hombres de extraña armadura pudieron haber causado tanto daño, lo suponía porque al fin me di el tiempo para mirar un poco hacía mi rededor y ver la cantidad de heridos que habían en el lugar. ¿Qué ocurrió aquí? ¿Paso algo en mi “ausencia”? ¿Al fin Corazones logro invadir Diamantes? Bueno, eso ultimo puede que no –Aún- Porqué los tipos de armadura negra no llevaban el símbolo de Corazones u Diamantes, es lo poco que sé. Solté un quejido, uno más fuerte que cuando estaba vendándome el ojo cuando procedía a curar mis piernas, hasta yo mismo miré mis propias heridas con asombro y sentí una alta repulsión lo cual aguante tragando saliva de forma pesada. El alambre de púas, esa cosa tan extraña que trajeron del otro lado de la madriguera, nunca creí que fuera tan mortífero; y quede en silencio al ver como el mayor usaba su propia sangre para curar esta aunque sea solo un poco.

Eso, se lo agradecería más tarde. Ahora solamente tenía que descansar o al menos hacer el intento. Tenía muchas cosas en la cabeza como que la idea de dormir me pasará por encima de todas ellas –Y no estaba lejos de hacerlo- Sobre todo la necesidad de saber que pasó aquí y quienes eran esos tipos. Estiré la mano solamente para llamar la atención del mayor mientras me recostaba de un lado.

-¿Qué ocurrió aquí? –Luego, había otra cosa que pase por alto- ¿Y porque tu estas herido?

Claro, o no es habitual ver al general de la armada sin su característico saco blanco y mucho menos con el brazo vendado. Realmente, ¿Qué tanto tiempo pase en esa tortura física/mental? O ¿Qué tanto tiempo pasó durante mi estado de pánico? El cual, a pesar de estar calmado ahora seguía ahí y si me descuidaba podría volver entrar en él.

-Uhmm… -Mascullé- ¿Qué hora es?

Otro quejido, y llevé la mano sobre la venda en donde antes estaba mi ojo izquierdo, tendría que acostumbrarme a la poca visión que tendría ahora.

-Esto… ¿Tiene que ver con los soldados de negro?


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Mar Abr 02, 2013 11:09 pm

El mayor de los canidos se sentó al borde de la camilla aunque ligeramente de lado para poder mirarle en caso que el menor necesitase algo.

-Regresare más tarde, aun hay mucho que hacer- Musitó la enfermera, recogiendo algunas gasas sucias y demas que Credo dejo en el sitio.

El castaño solamente asintio, no sin antes darle las gracias. Fue entonces que miro la mano de Nero moviendose. Y finalmente, una pregunta que no fue para nada de su agrado, menos recordar lo que sucedio para que el lugar estuviese inundado de gente herida.

Sonrio con seriedad si Nero lo viese sin la camisa negra se podria dar cuenta de otras heridas más que poseia, que aunque una enfermera ya hubiese extraido un objeto extraño de las mismas aun le dolian. Con la vista, una vez más, recorrrio el lugar. En serio que deseaba que todo eso se tratase de un mal sueño y que, al despertar, lo haria con un muy mal sabor de boca.

Pero aquello no era más que la maldita verdad que intentaba negar.

Suspiró con pesadez.

-Si, tiene que ver con los de armadura negra. Atacaron el castillo de Diamantes por eso hay tanto movimiento... El reino se encuentra en alerta roja por lo mismo, fue declarada hace apenas un par de horas. Estoy herido por mis grandes descuidos, por cubrir a la reina y proteger a un pequeño semi humano que estaba en medio del fuego crusado- Por cierto ¿Cómo se encontraria ese niño? A su parecer si pudo cumplir con su peticion, la ayuda del pueblo no tardo mucho, bueno al menos cuando las cosas "se calmaron" un poco. -Perdi la nosion del tiempo así que no sabria que hora es El hecho de haber estado ocupado ayudando a los soldados que se encontraban bajo los escombros de la entrada principal, así como el de no haber dormido no le ayudaban mucho a su reloj biologico.

-Duermete un rato, o al menos intenta, te hara bien. Igual, no me voy a mover de aquí




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Jue Abr 11, 2013 11:15 pm

Y ni la una y ni la otra, mis preguntas fueron respondida pero no de la manera en que hubiera preferido escuchar. ¿Qué manera sería esa? Ni idea, no estaba pensando bien las cosas, me conformaré con lo que dijo. Muy apenas logré esbozar una sonrisa cuando mencionó lo del niño semi-humano, aún cuando está en medio de una guerra no se le puede dejar encerrado su parte de “hermano mayor/padre sobre protector” y que todavía lo esconde bajo su fachada de general de la armada. Sin embargo, así mismo el dijo que estaba herido por sus descuidos; jeh, ¿Quién de los dos está agonizando por falta de sangre? ¿Quién de los dos está tuerto? Y más que nada: ¿Quién de los dos está haciendo amenazado por alguien si contará lo que me paso? Tanto de forma física, verbal… Como de forma psicológica. Igual, la sonrisa que esbozaba era igual de vacía y hueca, aun cuando quería que se muestre entre feliz y sarcástica.

Y sigo sin saber, que es lo que ellos quieren contigo…

Ligeramente escuche las palabras de Credo, la que más resonó fue la de “Duérmete” ¿En serio? ¿Dormir? ¿Tenía eso de opción? No lo sé, aun tenía en la cabeza muchas cosas y en especial sabía que ese hombre seguía rodando por aquí, me estaba vigilando o yo estaba siendo muy paranoico, demasiado. Respiré hondo, intentando relajarme un poco y notando como unas intensas punzadas en mi mano, piernas y ojo al momento de tomar aire cosa que me hizo lanzar un ligero quejido.

No fue tanto el esfuerzo, para que de una forma u otra terminará cayendo en los brazos de Morfeo –Casi podría decir que me desmaye en la camilla- Y que lo único que podría escuchar ahora era el sonido de mi propia respiración; casi. Sin embargo, nuevamente esas imágenes atropellaron mi mente; ¡Agh! ¿No podían simplemente irse? Y lo peor es que se hacían más constantes y más profundas, y las imágenes eran más terroríficas cada vez.

Y simplemente desperté agitado, como si hubiera tenido una pesadilla hasta que nuevamente las punzadas me hicieron entender la realidad, e hicieron que mordiera mi labio inferior para evitar soltar un grito y llevaba una mano a las vendas manchadas que ahora cubrían el flanco izquierdo de mi rostro.

-Maldita sea –Murmuré. Quité la mano para mirar mi palma y ver el pequeño rastro de sangre en ella, creo que fue por hacerle presión cuando intentaba aligerar el dolor.

-¿Está todo bien aquí? –Y una nueva voz se hizo presente, y por estar de estúpido quejándome no me fije que esa voz me era familiar.

Terriblemente familiar.

Cuando dirigí mi único buen ojo hacía adelante, automáticamente se abrió como un plato a la vez que volvía a morder mi labio inferior. Y ahí estaba ese hombre, quien solo me dirigió una sonrisa y desapareció así como vino.

No quería pensar que esto tendría que vivirlo ahora a diario.


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Mar Abr 16, 2013 1:40 am

Y mientras el menor hacia al menos el intento por caer dormido, el general cruzó los brazos y cerró por unos instantes los ojos. Mala idea, comenzo a cabecear, afortunadamente despabilo a tiempo antes de quedarse dormido ¡Y pensar en todo el trabajo que aún faltaba! simplemente, no podia quedarse ahí sin hacer nada. Es el General todos confian en él para que los dirija... y aun así, les ha fallado, nada pudo hacer ante las armas de joker.

Fruncio el cejo, si seguia pensando de manera tan pesimista como esa terminaria frustrandose, y de momento era lo que menos necesitaba Nero, lidiar con su mal humor.

Afortunadamente para él, un soldado enfundado en armadura dorada se acercó a él, haciendo un saludo militar, mientras que en la otra sostenia unos cuantos papeles.

Mi General, aquí estan los informes de los daños y las bajas... El castaño se puso de pie para poder tomar los documentos, echandoles un rápido vistazo aunque leyendo por "encima"

-Buen trabajo, falta esperar a por la ayuda que vendra de la ciudad blanca para finalizar de movilizar todos los escombros e iniciar con las reconstrucciones Con la libre se masajeó el cuello, el trabajo mencionado no era algo de un dia, o dos...

El soldado levantó la mirada, queriendo divisar más allá de la figura del general, para ser exactos: la camilla donde se encontraba el albino. Al percatarse de tal cosa el moreno instintivamente le secundó.

-¡Nero!- Y no pudo evitar el hecho de acercarse con urgencia, tomandole de los hombros evitando de esa forma que se moviera y dañase aún más.

-¿Está todo bien aquí?- a la nueva voz el de tez morena solo giró una de sus canidas orejas hasta la nueva figura que se hizo presente: un hombre de piel blanca, cabello rubio y gabardina blanca.

El italiano simplemente sonrio con la mayor de la amabilidad que pudo, nada finjida, por cierto...

Credo no supo porque, sin embargo aquella mueca, le inundó de desconfianza. No era la primera vez que se topaba con Marco Turilli, inclusive despues de la guerra contra la demonio roja él mismo le atendio, sin embargo, Credo jamás pudo simpatizar con él, aunque lo intentó. Supuso que, quizá era cosa de sus instintos.

-Todo en orden. Lamento el alboroto, doctor Y parecio bastarle la explicación al rubio, pues se alejó al instante.

Eso, o tal vez tenia demasiado trabajo. Como quiera que fuese el caso, el moreno miró al oji azul.

Trata de no moverte tanto, solo te vas a lastimar más- ajá y aquello ya sonaba más caracteristico de él, es decir, como una reprenda. Sobre su hombro, miró al militar Revisare la documentación aquí, cuando este todo listo la enviare con algun soldado a la Reina Charlotte y el Rey Kiske El hombre asintio y despues de dar un saludo, se retiró.

Era increible como el castaño lograba dejar su propia persona para "despues" y darle prioridad a otras cosas, como su hermano y su trabajo, pues no se habia percatado que las vendas que llevaba en el brazo ya comenzaban a mostrar unos cuantos manchones carmesí.

Supuso que episodios como el que acababa de ser testigo, se darian bastante seguido debido a lo que le pasó al menor... Lo que quiera que sea que le halla pasado...




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Jue Abr 18, 2013 2:26 pm

Ungh… ¿Por qué ese hombre tuvo que aparecer así como así? Ahora tenía todo el cuerpo tensado –Más- Y lo único que me provocaba era más y más punzadas dolorosas. Pero lo peor no era eso, oh claro que no; sino que el mayor canido pueda o no darse cuenta de lo que pasó justo al momento de vernos, lo menos que quería (Y que no podía) era tener que explicarle las cosas mientras ese efímero humano o lo que fuese acechaba por ahí como lobo a su indefensa presa. Sin embargo, al notar la mirada despectiva del mayor al rubio noté la pequeña pizca de desconfianza en él, pues si es un médico del sanatorio de Diamantes obviamente debía haberlo atendido antes; ¿Y qué más sabía el mayor de ese hombre de acento extraño? Quién sabe, si tan solo supiera las verdaderas razones ocultas tras esa sonrisa. Suspiré intentando calmarme volviendo a llevar una mano a mi ojo vendado, ahora bien tendría que hacer esfuerzo para ver con el único ojo que tenía, lo cual es mayor esfuerzo. Fruncí un tanto el ceño al ver al soldado de armadura dorada que se asomaba de vez en cuando, ¿Era ese mismo el que me trajo hasta aquí o es otro? Con esas armaduras es difícil saber quién es quién, incluso los que tenían armaduras negras en aquel momento.

Pero bien, pasé de mirar con desconfianza al soldado a mirar con exasperación las vendas ahora manchadas del mayor; y no pude hacer más que lanzar un ligero bufido, como siempre preocupándose por otras cosas que no es él mismo aún así no podía culparlo, pues es su deber ¿No? Quiero decir, como general es su deber velar por todos.

-Yo creo que primero y más importante de todos es que te revises eso –Y apunte a su brazo vendado y manchado en rojo carmín- y después deberías hacer tu trabajo, general –Volví a bufar- Yo estaré bien

¡Claro! Tan bien como hace unos minutos. Volví a recostarme pero sin siquiera cerrar los ojos o intentar volver a dormirme puesto que ya sabía las consecuencias de ello; y i vista se centraba en algún punto del techo o más bien en un punto entre medio visible y medio borroso, eso por el esfuerzo de tratar de ver el doble con un solo ojo.

-Oye Credo –Le llamé, sin ni siquiera girarme a verlo- Ten cuidado con ese doctor… -No le dije más, sino que giré en la camilla acostándome de lado, literalmente dándole la espalda- Y también con algún soldado de esas armaduras doradas brillantes.

OFF: Oh my sparda (?) Te juro que ya iba a escribir brishante, si así con todo y blur (?) xDD


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Sáb Abr 20, 2013 11:28 pm

Ante aquel comentario del albino, el moreno desvio automaticamente el azul mirar hasta donde señalaba ¿De nuevo? bueno, supuso era un tanto normal por el error que uno de los cadetes de la armada medica habia tenido. Ademas ¿Cuántas veces no ha escuchado ya palabras similareS? descansaria cuando todo estuviese arreglado, y punto... O bueno, al menos un poco pues sinceramente, lo de los escombros así como las reconstrucciones y demas, no serian cosas de tan solo un par de dias.

-Es normal que una venda se manche- aclaró lejos de creerse de su afan por mantener todo limpio y en orden -Seth me explicó que una venda no debe cambiarse muy a menudo pues no es algo bueno- O algo así, lo cierto es que no recordaba las palabras del castaño, quien Credo suponia tendria ahora bastante trabajo.

Cuando sintio que el albino se recostaria de nuevo sin problema alguno, le soltó irgiendose un poco para observarle mejor y con más detalle... Aún no podía creer el semejante estado en el que se encontraba su pequeño hermanito...

Apretó de nuevo las manos ¿Cómo es que pretendia defender todo un reino si algo de la indole le habia pasado a uno de sus más cercanos? Pero claro, no puede hacer todo, ni estar en todos lados al mismo tiempo, despues de todo aunque no le agrade la idea, el General tiene sus limites.

No, no debia pensar semejante cosa, terminaria frustrandose y es lo que menos se necesitaba en ese momento, debia mantener los pensamientos en frio, suspiró.

Al escuchar llamarle, instintivamente sus canidas orejas se irguieron, haciendole saber -aunque no le viese el menor- que prestaba absoluta atención. Sonrio ligeramente con un toque de seriedad antes de sentarse de nuevo en el borde de la cama aunque... Llevó una mano hasta el cabello del menor alborotandolo ligeramente, Credo no se habia percatado de ello, pero Nero en ocasiones mostraba preocupación por su persona, y eso era un sentir que no habia experimentado desde hacia mucho y le agradaba.

Sus labios se movieron, mas de ellos no salió palabra alguna que de haberlo hecho seria un "Gracias".

-Pero Nero, ¿Por qué tendria que cuidarme de la gente de mi propia armada?- Miente, desde el ataque que la señora Amaranth sufrio en la biblioteca aquel dia sabe que hay traidores entre sus tropas y ha sido cuidadoso, es solo que no mencionó nada a su hermano anteriormente para no causarle problemas, ni preocuparle...

Y hasta cierto punto protegerle tambien.

-Ahora que, del Doctor Turilli algo tiene que no me agrada por eso no lo frecuento, así que por ese lado puedes estar tranquilo- Retiró su mano de donde yacia ¿Cuantas veces ese simple acto no le tranquilizó de niño? Bueno, Nero ya no era uno, pero nada perdia con intentar calmarle de cierta forma.

-Si te incomoda estar aquí puedo llevarte a tu habitación*. Seth puede ir a revisarte, cuando no tenga tanto trabajo tambien-


*OFF Credo menciona "tu habitacion" xD pues ya viven juntos que no? despues de lo del exilio.




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Jue Abr 25, 2013 12:14 am

-Solo no confíes en ellos.

Ok, eso podría interpretarse que fue dicho más para mi mismo que para el mayor, esas personas sean quienes sean solamente buscan algo: Herir y destruir, en cierto punto mi cerrado entendimiento me hacía creer que todos los soldados buscaban lo mismo: Destruir, herir y usar a los demás a su antojo; con el tiempo estaba empezando a cambiar ese punto de vista notando entre el trabajo de Credo así como de su amigo Seth y otros que no todos son como quienes yo creía. Ahora ya no se qué pensar, ya no sabía ni qué hacer con todo lo que pasaba por mi mente. ¿Turilli? ¿Alguna vez ese malévolo hombre se llegó a presentar? ¿Escuche algo que no fuera ese estúpido acento que tenía? Y esa sonrisa tan hipócrita, nadie más notaba las otras intenciones tras esa fachada de buen ángel que tenía. Nadie notaba los grandes dientes de lobo tras la blanca lana del borrego.

Lo peor, era tener que estar limitado a callar; no podía contar nada de lo que pasó ni como ocurrió tampoco era que sabía cuánto duró. Si ese maldito pudo quitarme un ojo y hacer estas atrocidades en mi pierna, entonces podría hacer otras cosas más con la misma simpleza con la que sonreía con la mayor “sinceridad” del universo. Mi oreja (En este caso la única visible para Credo) bajo al momento de sentir el tacto de su mano sobre mis hebras posteriormente alborotando un poco estas; así es, de niño esto lograba tranquilizarme. Ese simple rocé podía tranquilizarme como a cualquier animal lo haría.

Pero…

Todo el sufrimiento que has tenido que pasar de todo el dolor que te provoca un simple toque como este.

Todo cambia cuando pasas a ser llamado “Mascota”.

Te da miedo que se enteren lo verdaderamente débil que eres ¿No?

-Yo… -Inconscientemente, había abierto la boca. No importa ni la posición en que estaba ni en el lugar donde estaba acostado; igualmente lograba encogerme de hombros- Tú… Tú crees… ¿Crees que soy un inútil?

En estas situaciones suelo abrazarme de algo, mis rodillas o una almohada, pero lo único que lograba por ahora era encogerme de hombros.

-Digo… Realmente no soy nada “especial”… Quiero decir, no soy un soldado como tú… -Mordí mi labio inferior como si quisiera intentar no decir aquello, tratando de volver a tragarme ese supuesto dolor que tanto me carcomía por dentro.

-Me refiero a que… Yo ehm… No soy más que… Un problemático… Una carga para otros y… -Cerré el ojo, mordiéndome la lengua esta vez y soltando una ligera maldición poco audible- O-Olvídalo…

Soy solo un estúpido y asustadizo niño llorón. Un inútil de primera y un tonto por estar enojado con la única persona que compartimos la misma sangre por una ridiculez… Y esas hubieran sido apenas un tercio de una gran parte de cosas que por descuido hubieran salido de ahí.


Última edición por Nero el Vie Mayo 17, 2013 12:51 am, editado 1 vez


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Jue Abr 25, 2013 2:44 am

-"¿Inutil?"- Repitio en su mente el general de la armada.

Sus labios esbozaron una sonrisa un tanto melancolica, sin querer, sus orejas fuerón a dar hacia abajo. cerró por unos instantes los ojos, escuchando las palabras erroneas que mencionaba su hermano. Que, aunque él no pudiese verle el mayor solo negaba cada una de ellas con un suave ademan de cabeza.

-"¿Un soldado como yo?"- ¿Y de que servia serlo en ese momento? ¡¿De que servia!? Si no podia proteger a una de las pocas personas quienen realmente le importan.

De los pocos que realmente le conocen, de los pocos por los que verdaderamente podía dar la vida. De los pocos que le han enseñado que no todo son ordenes estrictas ni estrategias de combate...

De los pocos que le aceptaba, tal como era, aun con su hostilidad que mostraba al enojarse. Se llevó la libre a la altura de los ojos, con el pretexto de "despabilarse" vil mentira en realidad lo hizo para retirar un par de lagrimas que amenazaron con deslizarse por sus mejillas. Era un orgulloso de primera, pero él mismo se ha auto-impuesto a no mostrarse de esa manera, todo por esconderse tras esa mascara de General austero.

Tragó saliva antes de pretender responder, pretendiendo que el menor no se diese cuenta, es decir ¿Qué diría el albino si le encontrase llorando?

-No, Nero. No lo creo- Suspiró -Tu no eres ningún inútil. Me haz hecho ver que no debo perder ni la mas mínima esperanza al encontrarte. Me haz hecho darme cuenta que puedo llevar otra forma de vida fuera de la milicia... Tal vez pongas tu barrera, pero eres realmente influyente en las personas que te rodean. Eres muy fuerte también, haz soportado más que mi armada y yo juntos y aún así no te permites verte deprimido, al contrario ahí estas con alguna altisonancia o burla para alguien- Rió con algo de seriedad, pues él mismo entraba en la categoría de "alguien" No eres una carga, eres alguien especial. Al menos te considero de esa forma, y estoy seguro que Aloshka lo hace también, y sobre todo el vago de Dante. Por eso, no hables de esa forma de tu persona, que no se necesita ser un "soldado" para ser especial- Ya no pudo evitarlo un par de lágrimas resbalaron por sus mejillas y lejos de detener aquella caricia que sus falanges brindaban en el cabello del menor, continuó con el acto.

-Hazme un favor, y no voltees Sinceramente, no soportaría la idea que le viese de tal manera, aunque pensándolo bien, seria la segunda vez... Nero... Realmente... Realmente estoy orgulloso de ti, hermano Negó, y se limpio el rostro con el dorso de la mano, antes de carraspear Hay algo que he querido darte desde hace mucho... Creo que es el momento más indicado, aunque sería bueno que lo leyeras cuando te encuentres mejor, y por favor, guárdalo bien, puesto a que será tuyo, y únicamente para ti, por ende nadie más tiene el derecho de verlo u hojearlo siquiera.- Del bolsillo trasero de su pantalón, sacó una pequeña, vieja y algo maltratada libreta. Y la mano que acariciaba aquellos platinos mechones, la extendió al cánido menor.

OFF :'D morí oyendo out of darkness pa esto -se suena los mocos porque hasta lloro con afan de narrar mejor todo (ok no)-




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Mar Mayo 28, 2013 11:23 pm

Para colmo, él no detenía aquel vaivén que tenía con su mano entre mis hebras platinas con la finalidad de calmarme. ¡Ok, ok! No debo pensar en lo que aquel hombre dijo y buscarle lo reconfortable a eso, así como en antaño hacían para tranquilizarme, muy vagamente recuerdo cuando era un cachorro tan… Revoltoso, o menos que ahora. Sin embargo, ajeno a todo el ajetreo del sanatorio me encontraba en ese mismo momento encogido en esa mullida cama y mordiéndome el labio inferior, con lo dicho automáticamente me arrepentía de todo eso; y aún quería seguir diciendo más y más pero no podía… No, no debía, eso solamente sería absurdo y ¡Agh! Como odiaba que me vieran con lastima. Relamí el labio, sintiendo ligeramente el sabor metálico de la sangre en este; había perdido un montón y ahora un poco más con ello, y mi cuerpo aún reaccionaba por ello. En fin, el punto es que ahora mismo, con las orejas hacía abajo ahora mismo me tocaba escuchar aquellas palabras del mayor con esa vana finalidad de calmarme.
Pero una a una, esas palabras se quedaba grabada en mi mente. ¿Darle esperanza? ¡Jah! Se le olvida que al principio no le creí nada acerca de que éramos hermanos y me costó un buen tiempo tratar de entenderlo; de que nuevamente tenía una familia real y no los simples y dolorosos recuerdos de ello. Es imposible que haya soportado más que la misma armada, simplemente imposible; yo solamente creía que si seguía vivo o era porque el Creador quería decirme algo o simplemente le entretiene ver cómo me las apañaba. Aún así, pesé a esa forma negativa (Muy negativa) de ver ese momento, en serio esas palabras llegaban a relajarme… A sentirme… Menos miserable que ahora.

Y lo peor es que algunas cosas de las que decía… ¡La gran mayoría de las cosas que decía eran la más pura y jodida verdad! Eso de la depresión, eso de las burlas, eso de mi no tan bueno y poco exigente léxico que cargaba encima; en todo eso tenía razón. Maldecía a Credo internamente por ello.

-¿O-Orgulloso? –No me giré a verlo, no me atrevía. Aún con lo que dije sobre mi persona, ¿Cómo es que ese hombre podría estar orgulloso?- T-Tsk… -Llevé el dorso de una mano a mi rostro, solo para secar algunas pequeñas lágrimas que no querían salir, a la vez que sonreía, una muy diminuta pero significativa sonrisa.

Entonces la única vista buena que tenía fue tapada por la cobertura de un libro, algo gastada y de color marón. Un cuaderno más bien. ¿Qué es esto? ¿Un diario? Lo tomé con cuidado de no romperlo o sacarle las hojas por algún mal movimiento.

-Jeh… Lo haré –Dije, apretando esta misma en mi mano ahora. Sin más que decir di de nuevo vuelta en la cama con cuidado de no abrir ninguna herida, y esta vez verle la cara al mayor al menos su espalda.

-¿Ahora qué? –Sonreí ladinamente, colocando una mano sobre la venda en mí rostro- ¿Ahora debo usar una especie de parche u algo? De por sí ya llamaba la atención de otros con solamente mis orejas y mi cola “esponjosa”.

Intentó de broma, y con un tono de voz que a leguas se notaba lo mal que podía estar en ese momento.

-Estoy cansado –Admití- Quisiera… Estar lejos del sanatorio… Si no te molesta…


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Sáb Jun 01, 2013 2:20 am

Típico, era probable que Nero no le creyese que está orgulloso de él, y aun así, Credo no puede culparle. Suspiró intentando tranquilizarle, cosa que pareció ayudarle aunque fuese un poco, no podía quebrantarse de esa manera, sabiendo que el menor se encuentra en semejante estado.

Pero, a contra de como el albino pensaba, Credo jamás le vio con lastima, ni le vería de esa forma.

Al verle más bien lo que sentía era impotencia y una rabia enorme, por no haber podido cumplir con su obligación de protegerle, como hermano, como general, pues como su puesto exigía, ha de proteger a todo aquel que viva en el magnífico reino de Diamantes.

¿Pero como podía proteger todo un reino, si no es capaz de proteger a una de las personas más cercanas a él?

Discretamente se limpio las pocas lagrimas que había derramado, justo a tiempo pues sintió que el menor se movía en la cama y más precisos girarse para verle.

-Eso te pasa por "ser un cachorro adorable"- Broma, e incluso intentó imitar el tono burlesco que el cazador de demonios y pareja de Nero utilizaba al llamarle de semejante manera. -Puedes usarlo, si quieres, mientras tendrás que “conformarte con la venda” no quiero que por tus descuidos o algo más se te vayan a infectar las heridas, menos esa… Recargó los antebrazos en los mismos para curvarse ligeramente hacia adelante, según él en una posición más cómoda.

Giró una de sus felposas orejas hacía atrás como si quisiere hacerle saber que le escucha y presta atención. Su mirada la mantenía en el suelo no tenia deseos de levantarla, sabía que de hacerlo tendría que saborear el amargo sabor de la derrota, una vez más. Su mano sana pasó unas cuantas veces sobre aquel vendaje, apostaba a que dentro de poco se mancharía nuevamente de sangre.

-No. No me molesta, a la contra…- Él tampoco tenía deseos de permanecer mucho en el lugar, ya vio suficientes heridos ese día, como para ver a muchos más. -Pero no podemos moverte aún, debes estar lo más que puedas sin moverte al menos unos días. Seguro será fácil pedir que te dejen descansar en casa, con tanto herido que hay una cama desocupada no sale sobrando El problema es que… no sabe nada de medicina sumado a que, tendría que estar solo allá después de todo no tiene tiempo como para quedarse descansando con tanto que hacer aún, ¿Y Seth? Seguro estaría mucho más ocupado que él. Suspiró con pesadez, al menos si lo veía del “lado bueno” ahí tendría atención médica

Aunque, desconocía que el causante de todas las heridas del menor, estaba justo ahí haciéndose pasar por un alma caritativa…




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Vie Jun 14, 2013 1:13 am

¿En serio? ¿Aún a estas alturas tenía todo el derecho de llamarme “Cachorro adorable”? Y a estas alturas, seguía cuestionando eso del “Adorable”, sin embargo, en vez de hacer una rabieta por ello simplemente arrugué la nariz y eché la única felposa oreja de can hacía atrás. No creo que tampoco estaba en la posición de enojarme como siempre (Dramática y exageradamente como constantemente remarcaban algunas personas) ¡Ughn! En serio quería irme de ese sanatorio, no quería pasar ni un minuto cerca de ese médico de acento extraño ni cerca de algún otro soldado que no sea Credo o Seth –Y este último, únicamente por ser bastante cercano al mayor y porque el degenerado me caía demasiado bien- Preferiría estar en una cómoda cama que en una camilla que probablemente manche de sangre cada dos por tres, ¡Agh, solamente no quiero estar cerca de ese doctor turilo… O como quiera que se llame!  ¿Infectar mis heridas? ¡Jah! Si supiera de las que me he salvado, de hecho no lo sabe… Un día de estos debería de contarle ciertas cosas a Credo acerca de… Bueno, es obvio a lo que me refiero.

-Neh, serán solamente más cicatrices con historia –Se que el mayor no se tomaría eso a bien, pero en verdad no me importaba en lo absoluto que aquellas heridas fueran a dejar una marca permanente en mi cuerpo. Lo preocupante es; ¿Qué tan permanente se vaya a quedar eso en mi mente? Esas cicatrices son más potentes de los que nadie imagina.

Sinceramente, yo no sabía ni la más remota idea de medicina, solamente sabía que si sangraba u algo debía vendarlo, eso era todo; así que el mayor y yo estábamos en las mismas circunstancias. Suspiré, intentando mantener esa “calma” al marguen cuando sabía que por dentro todavía estaba algo aterrado por lo sucedido en ese lugar, y sentía que cualquier cosa podría volverme a ese estado de pánico de antes. Y por andar pensando en esas “tonterías”, intente volver a acomodarme en la camilla solamente para centrarme en el techo y en nada más, pero en un mal movimiento en done ambas piernas quedaron erróneamente subidas las una con la otras –Más bien por mera costumbre- Había tensado la quijada en ese diminuto instante, clavado las garras de mi mano siniestra en la camilla desgarrando esas mullidas sabanas.

Y sin poder evitar que un grito de sumo dolor y agonía se escapará de mi garganta. Oh sí, había olvidado lo jodidamente dolorosas que eran esas heridas, ¡Esas heridas que atravesaron mi piel, mis músculos y quizás rosaron con mis huesos! Con la diestra, rápidamente había logrado tomar la almohada, jalarla y sacarla de debajo de mi propia cabeza y colocarla sobre mi rostro solamente para “callarme” o amortiguar ese ruido, ahora ambas manos apretaban la almohada contra mi rostro y desgarraban esta misma. Y quizá por eso, hizo que la venda sobre mi ojo se manchará un poco más de sangre.

-M-Mier…d-da…

Otra vez sentía como todo el cuerpo me temblaba, al menos con la almohada en mi rostro el mayor no iba a ver como algunas lágrimas de dolor intentaban escapar de mi único ojo y se perdían dentro de ese objeto.


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Vie Jul 05, 2013 2:57 am

Cicatrices con historia. Si, el mismo tenía más de un par, pero eso no justificaba el hecho de no poder haberlo protegido de quien quiera que sea que haya hecho tal atrocidad. Cerró los ojos unos instantes y suspiro.

No debía mantener los ojos cerrados por demasiado tiempo pues era muy seguro que terminase dormido y debía vigilar por el momento al albino de no hacer alguna tontería que le costase una dolorosa lección ¿quien le aseguraba que el menor se quedaría quieto?.

Aquel grito hizo al general ponerse de pie casi de un salto... Quizá estaba demasiado acostumbrado a actuar de esa manera. Por unos instantes una reprenda amenazó con salir de sus labios, sin embargo al observarle en semejante estado por obra de quien sabe que milagro, pudo contenerse.

-Procura no moverte Menciono con el tono de voz más ameno que le fue posible aunque no sabía si el menor le escuchaba debido a la almohada.

Se inclino ligeramente. Sabía que era probable que a Nero le doliese lo que estaba a punto de hacer, pero era necesario. Echó atrás las orejas debido la tensión que sentía ¿Cómo es que no había colapsado ya? Bueno, ambos... Tomó aire como si se hiciera de valor y llevo las manos a la pierna de Nero. La primera la coloco en el talón del albino, la otra en la rodilla, de esa forma acomodo la pierna que por error el can había subido sobre la contraria. Con toda la suavidad y lentitud le acomodo.


-Nero, tendrás que ser cuidadoso de ahora en adelante. No quiero que por tus impulsos y malas costumbres vayas a lastimarte más de lo que ya estas- Bueno eso no era una reprenda ¿cierto? era más como un consejo... o algo así.

miro el lecho del oji azules... Tanta sangre. Sabía que dentro de poco terminaría hartándose de observar aquel tono carmín, pero sobre todo, a repudiar rotundamente el olor del mismo...

Y pensar que por un tiempo tendría que resignarse a ello, pues aun quedaban muchos heridos por atender, y sobre todo soldados que encontrar bajo los escombros, así como civiles.




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Nero el Miér Oct 09, 2013 2:03 am

Al igual que el mayor también surcaba la pregunta en mi mente: ¿Cómo es que no había colapsado ya? Probablemente por la adrenalina que había comenzado a subir, pero así mismo en que lo hizo empezó a disminuir, quedando solamente los inmensos dolores tras de sí. Así que sí, estaba todo adolorido, perdí una gran cantidad de sangre, respiraba agitado y sentía que en cualquier momento podría desfallecer. ¿Qué me motivaba en quedar despierto hasta ahora? El miedo, es la respuesta más lógica; el miedo nos conducía a actuar de forma frenética sin embargo tampoco era lo que buscaba. Admitía tener miedo en ese momento, pero no era la causa verdadera de todo.

¿Qué me motivaba a seguir luchando? ¿A seguir viviendo con todo lo que podría o no ocurrir en un futuro? … Nunca me puse a pensarlo alguna vez; y quizá todas las respuestas que podría maquinar simplemente no sería la que necesito. Dejando eso de lado y retornando al miedo, como dije: Nos impulsa a hacer cosas de manera frenética, al momento y sin pensarlo; justo como lo que haría ahora. Lentamente, deje la almohada que cubría mi rostro a un lado y respiraba lo más forzosamente que podía por la boca, aun siendo semi-humano y por sobre todo teniendo esa habilidad innata de regeneración, esto no se iría tan sencillo; el reposo que me tocaría sería largo. Mi mano derecha –La vendada- La lleve elevada sobre mi rostro, notaba que estaba más blanca de lo usual y que se veía significantemente nublosa, el efecto de perder sangre estaba comenzando a dar sus frutos, pero si no hacía esto rápido no habría otra oportunidad.

Vagamente había escuchado lo que el mayor había dicho, sonaba como un simple eco a lo cual preferí ignorar y en un parpadeo había levantado el torso y mirado al mayor; o la imagen nublosa del mayor. A quejidos, una vez más intente mover las piernas en cual en un punto del momento había dejado de sentirlas y casi a arrastra había tumbado la mitad de mi cuerpo sobre el mayor, colocando mi rostro sobre su hombro y los brazos tendidos a sus lados, como en un casi abrazo.

-Escúchame… -Murmuré, pero en un dialecto diferente; el único dialecto que los de mi especie podría entender- … Escúchame bien, porqué no lo volveré a repetir.

Mis brazos tendidos, se movieron rodeando la espalda del mayor, mis garras se aferraban un poco a la tela del uniforme de este sin rasgarla ni nada, se notaba que ni para eso fuerzas tenía.

-La persona que me hizo esto, se encuentra aquí –Solté sin más, sin siquiera intentar levantar el rostro para –Lograr- ver si ese ser se encontraba rondando por ahí- No puedo decirte quien es pero tú debes conocerlo, es un hombre con disfraz de borrego pero mente de lobo…

Me apagué más a él, casi hundiendo mi rostro en su cuello; aun así sabría que el mayor me escucharía.

-Esa misma persona me trajo hasta acá y montó toda una mentira, todos lo ven como un alma caritativa mientras que tras su sonrisa esconde al mismo demonio.

Creí haber escuchado pasos a nuestro sitio, pero pronto se detuvieron y siguieron con su camino. Tragué saliva y proseguí.

-Mira, no se quienes fueron los que me tomaron ni sé que hubieran querido de mí; quizá solo querieron jugar conmigo por ser el hermano pequeño del general de amarillos… -Solté un bufido- … Pero ellos no me quisieron a mí, como veras; quieren es a los miembros de la realeza al parecer…

Deducción riesgosa, y otra vez esos pasos, les ignoré.

-Credo… Sé que tienes los huevos suficientes como pararte en medio de una riña y evitar que una flecha le dé directamente al corazón a los reyes u alguna otra persona de tu importancia, pero quiero dejarte en claro algo… Yo he vivido una vida en donde fui torturado; fui azotado, fui quemado, fui cortado, fui golpeado, fui violado, fui desterrado, fui asustado tanto física como psicológicamente; y quizá tengo la mente más jodida que cualquier otro soldado y un trauma que quizá tardaría más años en dejar atrás…

Apreté nuevamente las manos, arrugando más a su camisa y quizá en algún punto, llenándola con mi propia sangre; al igual que su hombrera.

-Pero a mí no me importa volver a pasar por todo eso –Admití abiertamente- No me importa volver a convertirme en una simple mascota, no importa volver a ser torturado de esa manera a pesar de que demuestre lo contrario; lo único que me importa es que tú y aquellos quienes me importen sean felices…

Mi cuerpo temblaba y respiraba más agitado, en algún punto tenía que caer colapsado en sus brazos; pero aún había muchas cosas que decir.

-No me vengas con algún comentario típico de hermano sobreprotector acerca de que tú eres quien debe protegerme a mí por ser el mayor, ninguno de los dos sabe como fue la vida del otro mientras estuvimos separados, yo solo sé como fue la mía y estoy por seguro que fue peor que la tuya aun siendo un soldado –Volví a bufar- A lo que me refiero es que; todo lo que te estoy diciendo no es porque me tengas alguna especie de lastima u algo, sino que; yo preferiría ser atravesado innumerables veces por una espada que dejarte a ti permitir eso…

Je, creó que aun me queda algo de orgullo en esa frase.

-No soy un soldado, ni tan fuerte como lo eres tú, ni como lo es Dante; mierda creo que hasta Aloshka es más fuerte que yo, pero tengo la voluntad necesaria para poder aún luchar –Voluntad… Otra interesante respuesta- Y todo lo que deseo es que todos sean felices… Por eso Credo; no me importa qué clase de relación tengas con la reina de corazones, ni cuales sean las decisiones que tomaras más adelante… Sean buenas o malas…

Si él pudiera ver mi rostro justo ahora, vería una sonrisa sincera en unos labios pálidos.

-Siempre estaré orgulloso de ti y siempre te admiraré por cómo eres aun si tu actitud me saca de quicio a veces… Y sé que nunca seré capaz de patearte el trasero pero, ¡Hey! Se vale seguir intentando…

Y reí, bajo pero fue una risa sincera también.

-Por eso, no permitiré que alguien como este grupo… Los de las armaduras negras o como sean que se llamen o como cualquier otro, intente herirte, superarte o lo que sea… Si debo de hacer lo necesario para que eso no pase; ¡Pues que así sea! ¡Haré lo que sea para proteger a lo que queda de mi familia!

Creó que ya era el tiempo…

-… Así sea que en un punto llegues a odiarme… O llegué a morir como un miserable….

Lo último que recuerdo de ese momento, fue el sonido de la respiración del mayor y una oscuridad que me rodeo.

OFF:
Si no se entendio bien o no me explique bien: Nero le admitio abiertamente al mayor que es un cobarde y débil a pesar de que aparenta lo contrario. Sin embargo, haría hasta lo impensable con tal de no permitir que sus allegados sean perjudicados, incluso si eso signifique volver a retomar todos sus traumas o pagar con su vida misma.

Hope you like it~ Me dices si lo edito <3


Tengo derecho ha hacer esto (?)

(?)
Wanna know something~?:
¨

Hablar | Pensar | Actuar
Relaciones || ¿Album? En construcción xD
avatar
Nero
Exiliado
Exiliado

Raza : Semi-humano / Admin

Mensajes : 958
Fecha de inscripción : 31/03/2011
Edad : 23
Localización : En un lugar oscuro, desolado y sucio........ ¡Ah! Pero si es solo mi habitación

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Credo el Dom Oct 13, 2013 2:01 am

Aquella palabra atrajo la completa atención del mayor. ¿Qué era lo que Nero le diría a continuación? Debía ser importante, demasiado, como para que estuviese utilizando el idioma antiguo de los semi humanos.

Y pronto, el canido mayor se quedo sin aliento ¡ese bastardo estaba ahí! Si, y el muy poco discreto quiso voltear para barrer el sitio con la mirada ¿Quien seria? simplemente iba a pagar todo el daño que ha hecho en el cuerpo del menor. No obstante, la posición que el albino había adoptado ayudo a que el general no lograse su cometido, o que, quizá, no se moviese por temor a lastimarle.

Jugar tan solo con él, por ser el hermano del general... y es por eso que el can siempre, o la mayoría del tiempo ha tratado de no apegarse a alguna persona. Por el miedo que alguien ose lastimar a las personas que quiere, simplemente por venganza o utilizarlas para llegar hasta él.

¿Admirarle? ¿Por qué ha de admirarle? ¡Por su culpa es que había sido desterrado de corazones! ¡Por su culpa es que estaba en ese estado! ¡Era de lo peor!

-Nero- Cerro los ojos con fuerza, y le atrajo más hacia él, con cuidado.

No, el no podría odiarle de ninguna manera, ni siquiera sabía porque el albino le decía esas cosas. Como todo buen hermano tenían sus diferencias y cosas que no toleraban del otro, pero eso no significaba que le odiase... Nero estaba en todo su derecho si le odiaba, Credo ha hecho lo suficiente como para ganarse tal sentimiento...

Y es por eso que odiaba en sobremanera a aquel grupo que irrumpio en el castillo, no solo la milicia se habia visto afectada, sino personas inocentes, que no tenian nada que ver en el asunto.

No obstante

- yo no dejare que mueras y menos "como un miserable"- tal vez ya era tarde para mencionarlo pues el menor había desfallecido. Igual tenía que sacarlo.

Con cuidado le deposito en la cama, para que pudiese descansar. Lo necesitaría, después de tanta pérdida de sangre. Jamás pensó que se encontraría de esa manera, y aun, de vez en cuando, miraba el rostro del menor.

Algún día, como diese lugar, haría pagar a esos malditos de Joker...




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Laberinto de Sentimientos [Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.