Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

Divine bloodlines

Ir abajo

Divine bloodlines

Mensaje por Richter el Lun Abr 15, 2013 11:29 pm

¡Corre, lo más rápido que den tus pobres piernas!

¡No! ¡El orgullo es demasiado como para doblegarse a algo como eso! ¡Él es mejor! ¡Es superior! y se lo demostraria a esa mujer que con toda su alma detesta! Afila el azul mirar volteando sobre sus talones, teniendo que bajar ligeramente y apoyar su diestra en el piso -aunque doliese- y pronto aquello que venia persiguiendole desde hacia ya buen tramo apareció.

Seguramente, era una de esas bestias sirvientes de la demonio rojo y que por inexplicable motivo, aun rondaba en ese mundo.

-¡Cornell!- Le llamó, como si el mismo fuese a aparecer tras de si y saltar sobre su hombro contra aquella criatura.

¡Pero sorpresa, no fue así! ¿Qué demonios estaba pasando? A duras penas y pudo rodar para evadir a aquella bestia negra y de fieros -e inusuales- colmillos. Chistó y tenso la quijada, dolia el hecho de apretar la mano, pero no tenia de otra si realmente pretende sacarse esa bestia de encima y llegar vivo a corazones. ¡Tenia que lograrlo! No fue nada alentador lo que aquella chica de platinas hebras dijo, a sus parecer, iskandar habia resultado herido, y Sarah... temia lo peor.

Aunque doliera llevó la mano hasta el mango de su fiel "vampire killer" y de un fino movimiento lo extendio aprovechando el impulso para hacerlo girar. El sonido del aire siendo rasgado no se hizo de esperar y pronto el látigo atinó a golpear a aquella bestia. Pero no podia quedarse así, un giro más y el largo del mismo yacia ahora en sus manos. Tomó el arma con ambas manos estirandolo fuertemente al tiempo que pronunciaba unas cuantas palabras, el vampire killer brillo de un tono esmeralda. Para cuando la bestia se reponia el castaño arremetio nuevamente, azotando sin piedad a aquella bestia y hasta cierto punto con un grado de desesperación.

Solo cuando el cansancio hizo presa de él, se detuvo. Con notable molestia y el sudor cubriendo sus facciones, el principe de carmin se acercó hasta el ahora cadaver de aquella extraña pantera (pues no lo era completamente por la presencia de cuernos y una cola con puas asi como tener el hocico en forma de triangulo y demasiados colmillos que parecian llegar hasta su garganta, o algo así) y le pateó con toda la fuerza que pudo.

Desde que despertó nada habia sido agradable, ahora para colmo "su fiel compañero" no estaba siguiendo ordenes y menos, acompañandolo. Como sea, con o sin él, saldria del lugar... el mareo tampoco le ayudaba, las ganas de volver el estomago una vez más tampoco.

No pasó mucho tiempo caminando cuando el mareo termino ganandole, haciendole ir a dar al piso. ¿Por qué? ¿Por qué simplemente no se iba? Era debil, era patetico... Ella tenia razon, y de verle en ese momento, estaria riendo fina y elegantemente como la dama de la burguesia que siempre ha sido, eso o en un mar de lagrimas por su hermano herido.

-"¿Por qué demonios tengo que estar pensando en algo así en este momento?"- Abre los ojos encontrando que todo da vueltas de nuevo e imagenes borrosas (así como destellos de luz) iban y venian

¿era el peso de todo su orgullo?

-No Richter, no. Escuchame bien, muchacho- Y pronto la figura de un hombre de tez blanca y albino aparecio en sus recuerdos-El orgullo no es nada malo, la gente lo tiene en muy mal concepto puesto a que la misma no comprende su verdadero significado. El verdadero orgullo consiste en no dejar que cosas sin importancia te derriben y te permita seguir adelante. No es hacer de lado todas las cosas ni las personas... Es luchar por lo que quieres y por tus metas, una y otra vez sin darte por vencido. Aun eres joven, pero se que algun dia comprenderas eso-

Apretó el puño, haciendo crujir con eso el cuero de su guante. Pesadamente, y como pudo, se levantó.

-Abuelo Juste- Y se miró el antebrazo. Era cierto, no podia pasar la vida culpando a los otros y sobre todo halegando internamente que todo era culpa de su madre por no saber apreciarle.

Estupida marca, ya tenia una idea de como deshacerla, doleria sin duda, pero seguro seria mucho más tolerable que lo que le hayan hecho a su hermano. Tambaleante comenzó a caminar por el bosque, no admitiria que sentia un poco de miedo aún, gracias al hechizo de esa chica de joker, no obstante no se iba a quedar ahí como un idiota.

Y cuando estuvo a punto de caer de nuevo, algo le sostuvo, o alguien: Ese lobo de nombre cornell. No tuvo tiempo para reprenderle pues el paso de los caballos le hizo prestar atención, jamas en la vida, el principe creyo que se alegraria de ver esa cabellera rojiza y ese tan nefasto uniforme militar de Jefferson Gutierrez.

Seguro Sarah le mandó a buscar... Era bueno.

...Sin embargo, lo peor apenas acababa de comenzar.




"What is a man? A miserable little pile of secrets."

-Hablar // Pensar // Actuar

A vampire killer Divine Bloodlines
avatar
Richter
Principe Corazones
Principe Corazones

Raza : Mago

Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 14/04/2012
Localización : En los esta- -lo patea un caballo-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.