Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

La torpeza casi nunca es buena.. Al menos para mi.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La torpeza casi nunca es buena.. Al menos para mi.

Mensaje por Annette Bradbury el Jue Ene 30, 2014 8:45 pm

La torpeza casi nunca es buena...Al menos para mi.
 Jardín del castillo.

¿Dime? Ah… si, si interesante respuesta─ dijo con sutileza la joven rubia, que solo estaba al pendiente de aquel tablero de ajedrez, que estaba en su frente, aunque de vez en cuando su mirada se pasaba a la persona que le hablaba que era un hombre de edad media, que no le llevaba más de 15 años quizás, pero que tenía el cargo de enseñarle a comportarse; ¿ya no había aprendido lo suficiente?  Pero bien, no se negaba a escuchar cada uno de los comentarios y responderle le manera aburrida, pero en eso hizo un movimiento de su muñeca al levantar su alfil de la casilla B5 a la casilla D3 donde la única pieza que le “cubría” era un caballo ya que el rey se encontraba en E2 ─Jaque… Mate─ dicho esto, se levanto tomando con ambas manos su vestido de tonos azulados, notando la mala cara de aquel joven que era el aprendiz del bibliotecario.

No hace falta molestarse, aparte tienes en frente a alguien… ─ se ríe levemente antes de decir el cargo que le tocaba como familia real, solo levanto su mano para hacer callar aquel hombre que permanecía de pie y miraba el tablero ─Pero señorita, debería hablar con su madre antes de cualquier otra clase─ al escuchar esto, cerro por un segundo sus ojos, y se acerco al sofá individual donde se había sentado para tomar aquel libro de portada blanca con detalles en dorado el cual era una historia sin un fin exacto pero el que si podía enredar a cualquiera que intentara saber “’el por qué, De eso...” suspiro pesado y al tener esto en sus manos se encamino hacia la puerta de salida ─No hace falta, conozco bien mi horario…  Y claramente no soy impuntual, si no hay más que decir  hasta luego, ah… Sigue estudiando~ pequeño…─ dijo esto al cerrar la puerta tras de ella, mientras en su frente se veía con claridad el largo pasillo lleno de algunas luces y armaduras decorativas.

Se giro sobre sus pies en busca de ver si alguien se encontraba cerca pero al no ser así, se soltó el cabello que cayó sobre sus hombros en hondas, de verdad le estaba matando aquel peinado que le habían hecho llevar, miro la peineta en su otra mano libre, hizo una pequeña mueca con sus labios, y la acomodo nuevamente en su cabello pero esta vez de lado, y así evitar que le molestara.  Pero su meta en ese momento era encontrar un lugar solo donde ningún sirviente, consejero o en dado caso “conocido” se atreviera a interrumpir su lectura como solía pasar cuando se encontraba en su habitación, aunque debía de pensar que el comer galletas y un poco de té no estaría para nada mal, aparte a esas horas de la tarde estaba bien para ella el tomarse aquel gusto, además se lo merecía ante el comportamiento que a lo largo de la semana había estado desempeñando.

Sus pies la llevaron hasta la cocina de aquel gran castillo, al entrar casi todas las mujeres que se encontraban haciendo sus labores se inclinaron ante ella, movió una de sus manos para que dejaran de hacer ese gesto y se acerco a una joven de cabellos castaños que era aparentemente casi de su misma edad, y le hizo tanta familiaridad que le regalaba los vestidos que no le gustaba o cosas similares, aunque estos le quedaban un poco flojos ─ Necesito que me lleves té y galletas a y aquel pan de dulce oh… ese que siempre me llevas al jardín, procura no decirle a nadie, y que nadie te siga… ¿de acuerdo? No deseo que alguien me interrumpa más que tú con lo que te he pedido  ─Esta vez le hablaba en un tono bajo pero de manera autoritaria, ya que frente a las demás no la podía tratar como una chica más, que de cierta forma le agradaba hablar con ella sobre las cosas en Wonderland.

Levanto un poco su mentón como señal de que todas volvieran a sus quehaceres, y sin más salió de aquella cocina, en dirección al hermoso y amplio jardín donde podía sentarse en la grama y nadie podía decirle nada, a menos que claro descubrieran que estaba allí, al ver un gran árbol con una buena sombra camino un poco más aprisa para llegar a ese lugar, al ver el árbol toco su corteza mientras elevaba la mirada hacia las hojas, vio que un pequeño animal se colgaba y eso la sorprendió o mejor dicho le asusto ─¡AH! ─ A pesar de su frialdad, era un poco asustadizas y esas cosas “pequeñas” no le eran agradables observar, abrazo el libro y se fue alejando lentamente caminando de espaldas, pero en eso  piso el ruedo de su vestido que la hizo irse hacia atrás para caer ¿Qué le ocurría la torpeza la estaba invadiendo en ese lugar?.



Actuar / Hablar / Pensar
avatar
Annette Bradbury
Nuevo

Raza : Sin raza

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.