Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

El Arrivo (Libre)

Ir abajo

El Arrivo (Libre)

Mensaje por Black Hound el Jue Mar 20, 2014 1:16 am

Aquel tren de vapor, algo oxidado y polvoriento de tantas distancias recorrer recién llegaba a la desolada estación, era normal, a esas horas del dìa ningún alma acostumbra rondar cerca, salvo ciertas criaturas mágicas cuya rutina difería de la mayoría. Poco a poco se detenia en el anden, soltando vapor ardiendo por sus conductos cuando por fin detuvo su marcha, tanto aquellos que esperaban a sus conocidos como los que estaban a punto de bajar tuvieron que esperar un tiempo hasta que aquel humo se disipara, fue cuando por fin abrieron las puertas.

No eran muchos los que viajaban, humanos, magos, uno que otro animal bajaban de aquellos rùsticos vagones, algunos tenían gente que los recibían, otros simplemente desaparecían entre la multitud, algunos literalmente, como si hubiesen sido meras ilusiones pasajeras. Asì, uno de los últimos en bajar era aquel caballero oscuro, cuya armadura era conocida, pero sobre todo temida entre los soldados del reino de corazones, un poderoso  y valioso guerrero para el reino, pero irónicamente nadie, ni siquiera habitantes de su propio reino, deseaba cruzarse en su camino, porque era bien sabido que, entre tanta gente extraña y excéntrica que habitaba en wonderland, el caballero oscuro conocido como Black Hound era incapaz de razonar normalmente, por esta razón los altos mandos le habían retirado de sus deberes en la armada antes de tiempo, pero aun asi mantenían contacto porque sabían lo valioso que podía ser cuando la batalla llamaba.

Temerosamente la gente se hacia a un lado, animales y semi humanos solìan gruñirle, y los magos creaban barreras o bien se tele transportaban, a èl, sin embargo, no parecía importarle, continuaba su camino hacia la salida de aquella estación, con el típico sonar metàlico de su armadura a cada paso que daba, pronunciado al pasar por escalones o pasillos cerrados. De la penumbra de su yelmo solo oscuridad se apreciaba, como si fuese una armadura reanimada, solo el azabache cabello que sobresalía de la base del cuello lo exponía como un ser humano.

Por fin, de la salida de aquella edificaciòn, llena de abundantes arcos curvos y emblemas de corazón salió aquel caballero, “ casa, por fin en casa” fue lo único que murmuro, al ver el atractivo atardecer caer sobre su reino natal, para después proseguir su caminar.
avatar
Black Hound
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Humano

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 16/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Lyra Voix el Dom Mar 23, 2014 12:51 am

El reino de corazones. Como lo odiaba, el ver el rojo le recordaba aquella nación de desoló su pueblo por culpa de una guerra que ellos empezaron, sus hermanos perecieron en ella intentando defender Wonderland.

- Este lugar me da asco - dijo molesta con aquella voz prestada mientras se ponía su gabardina para esconder sus alas plegadas antes de salir del tren. Los semi-humanos aun sufrían algo de discriminación a pesar de ser una mayoría en este mundo.

No esperaba quedarse mucho tiempo ahí, odiaba ese lugar a pesar de que no le traía tantos malos recuerdos como el Reino de espadas.
Solo estaría ahi para robar, hasta había conseguido dos bolsas para llevarse el doble de aquel podrido reino.

Sabía que no estaba haciendo nada que redimiría la muerte de sus hermanos pero era su manera de desquitarse y de ir quitando su ira.
No era del todo mala, incluso daba parte de lo que robaba a los más desfavorecidos. No le gustaba ver a su gente ni a los animales sufrir y por eso seguía con su oficio.

- Allá voy - suspiró pesadamente mientras se cubría su cabeza con la capucha para no ser recordada.

Caminó entre la gente intentando obtener su preciado espacio personal pues entre empujones su espalda y sus alas salía lastimada.
Pero apenas pudo salir del edificio, ella tomó un largo una bocanada de aire en lo que buscaba un lugar al cual dirigirse para robar o dormir para en la noche asaltar a las casas, y si era más valiente, al castillo.

Aunque ver un hombre con armadura le hizo que sus ojos rojos brillaran de emoción. No le importaba si él estuvo en la guerra o no, ella se desquitaría de alguna manera pues estaba al servicio del reino de Corazones.

Hizo como si se le cayera la bolsa y se agachó para recogerla pero tomó una gran bocanada de aire y dio un gran soplo, aquella habilidad con la que había nacido.
El aire salió a presión y con mucha fuerza y fue en dirección al soldado a tumbarle.

Cuando se le acabó el aire simplemente respiró otra vez para normalizar su respiración. Se levantó con sus cosas y caminó por las calles para proseguir su camino satisfecha de aquella "revancha".


Actuar / Hablar / "Pensar"
avatar
Lyra Voix
Ladron
Ladron

Raza : Semi-humano

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/03/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Black Hound el Dom Mar 23, 2014 2:24 am

Merodeaba de calle en calle, sin rumbo fijo después de haber salido de la estación de trenes,  como siempre su mirada, escondida por el yelmo, parecía perdida y desinteresada, siempre sumida en pensares no tan gratos que le llevaron a ser como es ahora. habia viajado hacia la frontera del reino, esperando que algún conflicto le entretuviera, pero al parecer no tuvo suerte, si bien las cosas nunca dejaron de ser tensas, las batallas a gran escala eran muy raras, asi que no le quedo de otra mas que regresar al interior del reino.

Poco a poco se hacia de noche en el pueblo, y aquel que solo vivía para la lucha se dirigía a la taberna mas cercana, un buen trago le haría falta después de haber soportado tal viaje una vez mas, quizás fue por eso que no se percato que una pequeña silueta encapuchada le tenia en la mira de una travesura, aquella ráfaga de viento le hizo plantar los pesados pies bien en el suelo para no salir volando por las calles; la travesura no consiguió derribarle, aunque si le hizo inclinar el torso hacia un lado y a perder la parte de su yelmo que cubria su boca y mentón.

Cuando la ventisca cesò, solo el caer que aquella pequeña pieza metalica se escucho alrededor, pues los pocos transeúntes que había presente en ese momento se quedaron atonitos, pues muchos de ellos sabían que no era una buena idea provocar a tan intimidante ser.

El caballero entonces se reincorporò, como si no hubiese pasado nada, pero cual fue la sorpresa que al erguirse pudo apreciarse que la forma de su boca y mentón, humanas sin duda, no parecían las de un hombre, o al menos no del veterano que todos conocían. Calmadamente recoge la parte faltante del yelmo con su diestra, pero antes de colocársela nuevamente le sonríe a la autora de aquel ataque.

“Tienes agallas, pequeña” le dirige con su típica voz distorsionada al momento de tapar su mentón, y espera un par de segundos antes de, repentinamente, salir corriendo hacia la pequeña semi humana, poco a poco tomando una posiciòn animalìstica, es decir, corriendo en sus 4 extremidades, como un sabueso, con la mera intención de darle un pequeño susto y una lección.
avatar
Black Hound
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Humano

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 16/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Lyra Voix el Lun Mar 24, 2014 12:07 am

Volteó a ver cuando oyó algo metálico caer, dispuesto a ir a robar lo que fuera, si pesaba era valioso según sus criterios. Pero solo fue una triste parte de armadura del tipo al que había soplado en forma de ventisca.

Pero o irle hablar le hizo alzar sus cejas en sorpresa de que supiera quien de todos había sido, y que no fue solamente un fenómeno natural que casualmente lo afectó solo a él.

- Y tu eres una bestia salvaje - le respondió imitando su voz a la perfección, imaginaba el susto de los espectadores de oír aquella voz macabra dos veces pero en diferentes personas.

Apenas vio que se aproximaba a ella, Lyra se retiró su capa para extender sus alas y así elevarse por los aires hasta descender en el techo de uno de los edificios.

- He visto animales parlantes con mejores movimientos que tu humano - siguió usando esa voz masculina solo para molestarle. Dudaba mucho que el pudiera hacer algo contra ella pues tranquilamente podría volar y escapar.

Las únicas cosas que le molestaba de esta situación que se había desencadenado es que había mostrado que era una semi-humana y que probablemente no podría quedarse a robar. Sería un día infructuoso pero buscaría una oportunidad en cualquier momento.


Actuar / Hablar / "Pensar"
avatar
Lyra Voix
Ladron
Ladron

Raza : Semi-humano

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/03/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Black Hound el Lun Mar 24, 2014 1:46 am

Una semihumana, pensò para si mismo al verla tomar vuelo hacia los tejados del pueblo, ademàs, dicha habilidad de arrojar ventiscas solo podría provenir de un mago o un semi humano, y el escuchar su voz proveniente de otra persona solo le hizo sorprenderse mas.

Llevaba el suficiente vuelo como para impulsarse diagonalmente hacia los tejados donde se encontraba la joven ladrona, siendo una dura y maciza chimenea lo único que pudo detenerle, provocando que muchos y mùltiples bloques y tabiques salieran volando debido al impacto.

Usando ambos brazos y la pierna izquierda el caballero salía del cráter que provoco su colisiòn, una vez puso sus pies en el inclinado tejado procedió a acomodar su cuello rotándolo, y emitiendo dolorosos sonidos oseos; Ante la comparación de la ladrona de èl con una bestia salvaje solo respondió “exacto, una bestia, ya que casi toda mi humanidad me fue arrebatada y asesinada hace mucho tiempo”.

Desenvaino a Flamberge, su espada, y de un veloz movimiento la clavo sobre una saliente del tejado que se encontraba detrás de la semi humana, a escasos centímetros de su cabeza, dejándolos a ambos en posición de verse frente a frente, fue entonces que sus ojos carmines resaltaron de la penumbra del casco, y que al mirar fijamente a la muchacha noto algo familiar; la misma mirada resentida y con desprecio que solia tener antes de convertirse en soldado, fue como verse a uno mismo, esa actitud maliciosa solo podía provenir de alguien que había perdido seres queridos y no haber podido hacer algo al respecto. De repente toda su agresividad desapareció, su humanidad perdida regreso ante la mirada peculiar de la joven, procedió a sacar su espada del concreto y a envainarla de nuevo, y con las manos sobre los escondidos bolsos del pantalòn que usaba bajo la armadura paso caminando a un lado de ella, y al brincar al siguiente tejado (hazaña excepcional para un humano en una pesada armadura) le dice “Vienes o no?”.

Esa fue la primer señal de amabilidad en mucho tiempo viniendo de alguien que solìa desbordar agresividad y violencia.
avatar
Black Hound
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Humano

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 16/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Lyra Voix el Dom Mar 30, 2014 11:05 pm

La joven semi-humana no pudo evitar partirse de la risa ante aquel choque que tuvo el guerrero con una de las instalaciones humanas. Pero poco a poco empezó a calmarse cuando lo vio salir como si nada.
Pensó que con él debía tomarse unas pocas precauciones.

Pero pegó un brinco cuando vio la espada flameada y se encontraba peligrosamente cerca de su cabeza. Lo volteó a ver con sus ojos llenos de ira. ¿cómo se atrevía a hacerle eso?.
Cuando él se acercó por su espada, de nuevo ella alzó el vuelo para evitarle y escupió al techo por donde él camino mientras aun se mantenía con precauciones.

- ¿Para arrestarme? Eres un poco idiota si crees que me llevaras a la cárcel por las buenas.

Un grito ahogado de la gente se oyó cuando Lyra se atrevió a decirle eso. ¿Quien sería tan valiente o lo suficientemente estúpido para atreverse a responder de esa manera a uno de los soldados más temibles del ejercito? Simplemente pedirle que viniera era la mejor manera de evitar un sufrimiento prolongado para quien se atreviera a enfrentarse.
Pues ella, pero por que pecaba de ignorante, no había puesto un pie en el reino de corazones hace tanto tiempo y fue muy breve, aunque se ganó todo su odio.

- Quiero una prueba de que no me llevaras a la cárcel... o lo peor que sea aquí. - luego se acerca al otro edifico sin tenerlo ni a un brazo cerca aun quedando sus pies a metros del suelo. - ¿Por que tengo que confiar en ti?


Actuar / Hablar / "Pensar"
avatar
Lyra Voix
Ladron
Ladron

Raza : Semi-humano

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/03/2014
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Black Hound el Dom Mar 30, 2014 11:57 pm

Ante tanta confusiòn la semihumana levanta el vuelo en respuesta a su pregunta, acusándolo en voz alta de llevarla a juicio o aprisionarla por haber causado problemas, cosa que se gano la atención de los presentes, quienes desde abajo apreciaban la escena, por lo mismo era cuestión de tiempo para que los demás guardias llegaran a poner orden.

Al escuchar las inquietudes posteriores que le realizaba la precavida ladrona Black Hound da otro brinco al siguiente tejado, deteniéndose un momento para responderle sin siquiera voltear a verle.

“No tienes que confiar en mi, es mas, si lo deseas puedes salir huyendo ahora y no te perseguiré”

pausa un momento para señalarle como poco a poco guardias montados se aproximaban a la escena.

“Claro, si crees poder lidiar con todos ellos una vez que nos rodeen”

A pesar de ser un miembro de la èlite del ejercito de corazones, rara vez estaba en servicio, y por consiguiente no poseía autoridad para detener o arrestar a alguien, además de su carencia de motivación y de que el resto de los guardias no le decían nada por temor. El uso constante de su armadura aun cuando no estuviese en servicio respondia mayormente a otra cosa, algo relativo a su identidad, de la cual muy pocos saben lo que hay debajo de la armadura.

Sintiò la tensión de la joven mientras volaba a una distancia prudente, la comprendía, después del nùmero en que ambos participaron tan solo al llegar.

“Tampoco te molestes en tratar de robarme, fuera de mi espada no traigo nada de valor conmigo, y aunque tratases de robar a Flamberge quemarà tu mano con tan solo tocarla”

Y de esta forma comienza a caminar entre los tejados hacia las afueras, donde su casa se ubicaba, poco a poco la escenita se empezaba a desvanecer, al no encontrar a los autores los guardias también volvían a sus posiciones y la gente a sus asuntos. Fue en un punto cuando descendió de los tejados hacia un gran puente, que cruzaba la principal fuente de agua de la pequeña población, lleno de cristalina agua que brillaba cual oro gracias a la luz del atardecer.

avatar
Black Hound
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Humano

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 16/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arrivo (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.