Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

¡Señor, sí señor!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Señor, sí señor!

Mensaje por Sora el Jue Abr 17, 2014 2:28 am

Podría ser bien conocido por ser un torpe y bastante despistado.

Sin embargo no era un idiota, y aunque no muchos se den cuenta de ello soy bastante observador. Sabía lo que había pasado en el castillo de Tréboles, sabía lo que sucedió acerca de la invasión a este e incluso ya me había enterado de la desaparición de la reina anterior, la renuncia del rey anterior y la ascensión de los nuevos soberanos; y todo eso se debe a aquel grupo de armaduras negras que ese día se atrevió a echar abajo gran parte de la entrada del castillo: Joker.

Y si lo sabía, ¿Por qué andaba correteando por las afueras del castillo como si estuviera buscando algo u alguien? Pues en verdad es simple: Desde las grandes bajas de soldados se han estado reclutando nuevos, y llamando a los antiguos a unirse a las armadas. ¡Así es! Mi padre, ese venerable hombre que una vez perteneció a la gran armada de verde recibió una carta no hace poco que un mes requiriendo de sus servicios nuevamente pero esta vez no como un maestro sino como el excapitán que fue. ¡Por supuesto que no iba a permitir que fuera hacía allá! Ya era un hombre pasado en años y por sobre toda la cosa cargaba consigo una enfermedad que no le permitía hacer grandes esfuerzos; ¿Y si entrando a la batalla le sucede algo y nunca más lo volviera a ver? ¡No, no y no!

Por eso, ante todo pronóstico y pelea tanto como de mi padre –Y otra persona que necesitaba ser agregada a esto- Termine caminando por las áreas de entrenamiento de los soldados de Tréboles, pero sabía que simplemente no podía llegar como si nada y gritar a los cuatro vientos: “¡Quiero ser un soldado!” No, tenía que llegar con quien sabía cómo se manejaba estos aspecto, tenía que ir con aquella persona que conocía a la perfección cada movimiento dentro y fuera de la armada y cómo manejar esta.

Tenía que hablar con el mismísimo general de la armada.

¡Ajá, creo que lo encontré! Y supongo que estaba hablando con los capitanes –O eran otros soldados- Pero se encontraban concentrados; Uhmmm, creo que debo volver más tarde… ¡NO! ¡Es ahora o nunca!


-¡HEY!Exclamé para llamar su atención. Uno de ellos volteo a verme con una ceja alzada, era un señor quizá entrando ya a sus cincuenta años que me miraba como si fuera el niño más maleducado de todo el reino.

-¿Qué es lo que quieres, niño?

-¡Quiero unirme a la armada!Y aquel hombre escupió al aire antes de soltar una risa socarrona.

-¡Jah! ¿Tú? ¿Un enclenque? ¡No tienes la manera de ser un soldado!Apreté ambos puños llevándolos a ambos lados de mi cuerpo en manera defensiva.

-¡La tengo, y la puedo probar! ¡Me uniré a la armada sin importar qué!



Wanna know something~?:

Hablar ||Pensar || Actuar
Relaciones || ¿Album? Aun en construcción xD
avatar
Sora
Ciudadano Trebol
Ciudadano Trebol

Raza : Humano

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 09/09/2011
Edad : 23
Localización : Depende de la cantidad de azúcar que tenga en el cuerpo y ehmm..... ¡¿Eh?! ¿Donde estoy?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Señor, sí señor!

Mensaje por Colonello el Vie Abr 18, 2014 10:51 pm

Momentos difíciles afrontaba el joven rubio, al manejar una armada que se encontraba devastada debido al ataque de aquellos bandidos que se hacían llamar "Joker". Las bajas fueron numerosas, a tal grado que para mantener un numero adecuado de hombres en la milicia, se tomaron medidas radicales, (por así decirlo); se estaba llamando a ex-soldados a reagruparse. Aunado a eso, estaba el hecho del reciente cambio de mandatarios reales, los reyes Corett y Alois eran cosa del pasado; a estos momentos sus referido eran Tiffany y Fausto; vaya caos. Desearía patear mucha gente de joker para desquitarse por todo...

A pasos agigantados, se desplazaba por el castillo hacia la zona de entrenamiento; tenía cosas que hacer, entre ellas enlistar a nuevos reclutas y re-ingresar a veteranos para conocer el número exacto de la tropa verde; su camino fue detenido por un par de soldados, ya mayores, que le ayudaban de cerca en la tarea que antes mencionaba. Fueron hacia él, para informar el avance de las cosas, y con otra razón menos grata, para exponer su punto de vista ante lo sucedido; de hecho, uno de ellos por voluntad propia se reintegraba al ejercito al ver las condiciones en las que quedó; y esa ayuda Colonello la apreciaba, sin embargo saber si realmente fue voluntad propia le era difícil; siendo que llego a saber de terceros que el general en turno era demasiado joven.

Entiendo... kora susurró cansado al oír dos puntos de vista totalmente diferentes, y al mismo tiempo, pues la verdad, no entendió nada de lo que ambos dijeron. Trate de evitarlo, pero es realmente necesario, no esta en mis m- no terminó de hablar, cuando un Hey! resonó en la sala dónde los tres se hallaban de pie discutiendo.
El rubio miró por sobre su hombro, de reojo, hallándose de espalda a quien interrumpía su platica; en el momento en que uno de los soldados contestó, él se giró, para darse cuenta que fueron interrumpidos por un chiquillo, un chiquillo por cierto, con valentía para contestar de aquella forma a alguien que fácilmente le llevaba 30 años de experiencia.

Unirte a la armada, eh? kora... se repitió, recalcándose a si mismo las palabras que el otro lanzó. Y como si no las creyera, arqueó una ceja con gesto preocupado, mirando al chiquillo Hey! sabes, en estos tiempos los nuevos soldados son bienvenidos, vaya que necesitamos ayuda en la milicia No era ningún secreto aquello por supuesto, pero no se hallaban en un extremo en el que inclusive obligaran a ciudadanos a ingresar a una guerra armada pero no por ello permitiré que alguien muera solo por el gusto de llenar números, kora pronunció con firmeza, negando al mismo tiempo la petición de aquel joven. Colonello creía en la idea, de tener pocos soldados hábiles que triunfen, a un numeroso ejercito destinado a la muerte.
avatar
Colonello
General Treboles
General Treboles

Raza : Mago

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 08/06/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Señor, sí señor!

Mensaje por Sora el Dom Abr 27, 2014 7:18 pm

Por fin, a quien verdaderamente estaba buscando se dio vuelta para encararme. Si había escuchado que el general de verde era relativamente joven; y ahora que lo tenía frente a frente pues sí es joven aunque comparado con él yo parecía un niño de 12 años y no un joven de 18. Era alto –Muy, muy alto- Y de cabello rubio, a pesar de eso si imponía respeto y liderazgo como todo líder de una armada debe de hacer. ¿Eh? ¿Kora? ¡Ok, eso me hizo reír un poco pero tuve que aguantarme! ¡Qué raro era eso! No, no, ¡Concéntrate! Debo recordar que tengo a un soldado a mi lado que no deja de verme con mirada desaprobatoria.

… ¡¿Qué?! Ahora si aquel soldado sonreía con total satisfacción cuando el general había rechazado mi admisión a la armada. Yo no pretendía llenar números en la armada, yo no pretendía morir dentro de ella por ningún motivo; tampoco dejaría que un ser preciado muera por una causa injusta –Si, me parecía injusto que estuvieran pidiendo a ex soldados a que se unieran a la armada de nuevo sin siquiera ver su salud actual- Mordí mi labio inferior para no gritar por frustración ahí mismo. ¿Acaso pretendían que me iba a dar por vencido? ¡No, no ahora ni nunca!


-¿Aún sigues aquí?Volví mis manos unos puños apretando estos- Ya puedes irte niño, no te necesitamos en la armada.

-Me llamo SoraAquel soldado suspiro cansado, me trataba como si fuera un niño que no entendiera lo que es dos más dos- Soy hijo de Albert Fauss, un ex capitán de la armada de Tréboles.

Oh, ahora sí que estaban interesados en mí, puesto que el resto de los soldados acompañando al general se giraron a verme también.

-Se que lo han llamado para reclutarlo nuevamente, así que vine aquí en su nombre. Él está enfermo, no permitiré que venga acá a arriesgar nuevamente su vida; no vine acá a tomar su lugar sino a ser el vocero de su presencia.

Tampoco era como si mi padre estuviera de acuerdo en que estuviera acá; digamos que solo sabe la versión corta de la historia por ahora.



Wanna know something~?:

Hablar ||Pensar || Actuar
Relaciones || ¿Album? Aun en construcción xD
avatar
Sora
Ciudadano Trebol
Ciudadano Trebol

Raza : Humano

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 09/09/2011
Edad : 23
Localización : Depende de la cantidad de azúcar que tenga en el cuerpo y ehmm..... ¡¿Eh?! ¿Donde estoy?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Señor, sí señor!

Mensaje por Colonello el Vie Mayo 09, 2014 11:31 am

Observe al soldado que se hallaba a mi lado en cuánto le pidió al chico se fuese, es un hombre que no tiene mucho tacto en este tipo de cosas. Pero esas palabras no bastaban para alejar al castaño, que continuaba de pie frente a nosotros.
El nombre de Albert Fauss resonó para todos los presentes, ciertamente se trataba de un ex-capitan. Yo no tuve el honor de trabajar con él, pero por supuesto que sabía de quien se trataba, era de los hombres que más respeto imponían con él solo hecho de oírlo nombrar; y a diferencia mía, los demás presentes si le conocían.

uhmmm fruncí el ceño pensativo ¿sabe tu padre lo que has venido a hacer? kora le pregunte, pues si se trataba del hijo de Albert Fauss, se me hacía extraño se presentase por su cuenta, mientras que el ex-capitan aun no aparecía. Pero también estaba lo de su salud, no estaría de más analizar la situación de los viejos militantes, como dije anteriormente, no podría obligarlos de no poder en realidad. Maldito seas Joker.

A ver, Sora, kora me cruce de brazos dando un par de pasos hacía él para encararlo ¿Que edad tienes y que sabes hacer? si tuviera que adivinar, estaba aquí por cuenta propia y su padre ni siquiera lo imaginaba, si el chico no era peso muerto, ¿para que negarle la entrada? le ayudaría un poco.
Si me puedes demostrar que eres un verdadero soldado, tienes tu puesto en la milicia, kora. Si no es así...callé no había necesidad de aclarárselo; algunos hombres murmurarón a mis espladas, aunque no logre percibir de que hablaban ya que estaba de espaldas a ellos. Baje mis brazos y le extendí la mano diestra al castaño hey! estamos de acuerdo, sora?
avatar
Colonello
General Treboles
General Treboles

Raza : Mago

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 08/06/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Señor, sí señor!

Mensaje por Sora el Lun Mayo 12, 2014 12:23 am

¡Sí, al fin! Había logrado lo que quería; hacer callar a ese hombre con solo pronunciar el nombre de mi padre, y estaba orgulloso de ello hasta recordar que realmente ese no era el objetivo principal, ¡Tenía que haber hecho que se interesará el general! Si pudiera me daría fuertemente en el rostro con la palma de mi mano si no fuera porque todos estaban viéndome con cara de que no se lo creían además de que… ¡Wow, wow, WOW! ¿Acaso había interesado al general ahora? Eso… ¡Es fantástico! Dos de dos, ¿Podría ser este día mejor?

-E-Eh… Sobre eso… -Lleve una mano detrás de mi cuello acariciando este. Bueno, no era que no sabía lo que quería, ya había hablado –Discutido, más bien- Con él acerca de entrar a la armada, pero no le dije que vendría hasta acá después de todo, no directamente- Digamos que esta y a la vez no de acuerdo con lo que hago… Hehehe

También estaba cierta otra persona perteneciente a la armada que si me ve ahora me hubiera jalado con él, me amarraría a una silla y me encerraría en un lugar oscuro y desolado hasta que termine de hacer sus deberes y luego me lleve a comer un helado –Con eso siempre hace que lo perdone de todo, ¡Oh Creador! Que fácil era convencerme-

-Tengo 18 años…

Todos me miraron ahora en verdad como si no se lo creían, pues sí; ya mencione antes que muchos tendían a confundirme con un niño más pequeño tanto por apariencia como personalidad –Más que todo por personalidad- Pero este caso fue por la apariencia. Sonreí con algo de nerviosismo encogiéndome de los hombros. ¿Qué podía hacer? ¡Pues eso si podía mostrarlo y con orgullo, puesto que para eso vine! Extendí mi mano diestra hacía delante extendiendo todos los dedos, en un abrir y cerrar de ojos y con un ligero resplandor la keyblade apareció frente a mí, tomándola de su mango.

-Sé cómo usarla, también me brinda habilidades mágicas Y otras cosas que no vienen tanto al caso.

Los soldados tras el mayor volvían a hablarse entre ellos, tal parece que a pesar de lo que he demostrado hasta ahora no les convence pero la palabra final lo tiene el general.

Dicha persona me había dado la oportunidad, ¿O no? Así que los demás no me importaban.


-¡Acepto!Y tomé su mano, estrechando energéticamente esta- … Ahora, ¿Qué se supone que haga?

Si, no había llegado a pensar más lejos que esto.

OFF:
Yo no se si le dio su mano para estrecharla, si no es así lo ultimo se puede ignorar /o/ orz



Wanna know something~?:

Hablar ||Pensar || Actuar
Relaciones || ¿Album? Aun en construcción xD
avatar
Sora
Ciudadano Trebol
Ciudadano Trebol

Raza : Humano

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 09/09/2011
Edad : 23
Localización : Depende de la cantidad de azúcar que tenga en el cuerpo y ehmm..... ¡¿Eh?! ¿Donde estoy?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Señor, sí señor!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.