Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

Una canción de hielo y fuego [Priv.: Elsa Arendelle]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una canción de hielo y fuego [Priv.: Elsa Arendelle]

Mensaje por Queen Prisma el Jue Abr 17, 2014 11:05 pm

De modo que hay una nueva reina en Wonderland…

La hermosa albina se encontraba, como era su costumbre, en la terraza de uno de los más lujosos casinos del reino. Hacía mucho que no visitaba el reino de tréboles, y le complacía ver lo mucho que habían progresado en etiqueta y cortesía, aunque para ella, cualquiera que no perteneciera al reino de corazones era un bárbaro y un incivilizado. Pero esas opiniones tenía que guardárselas: Ese día tenía una cita con una persona sumamente importante de ese reino que ella despreciaba tanto como a cualquiera que no ostentara la noble y alta bandera de Corazones.

Se fijó en las burbujas que danzaban dentro de su delgada copa de champagne, sonriendo con diversión. Estaba esperando a nada menos que la princesa del reino de Tréboles, una chica emparentada con la reina anterior que debía haber heredado el trono, si no fuera por el accidente (porque ella lo llamaba así y no había otra forma de llamarlo) que había ocurrido en la corte, al comprarle al futuro rey una esposa. Esa nueva reina, decían los rumores, era bonita, pero nada más. “Una esposa trofeo…”, pensó para sí, y soltó una risa ligera y jovial. “Qué desperdicio…”, y bebió un sorbo de su champagne. El horizonte de la ciudad lucía hermoso, a pesar de los cielos nublados de esa tarde otoñal. Hacía una brisa fresca que anunciaba el invierno que venía desde lejos, pero ella venía vestida para la ocasión con una elegante pieza de satén y cuero, calzando altas botas de tacón y un chal rosado transparente que, aunque la hacía lucir mayor, le daba un aire muy sofisticado. Sí, hasta para envejecer había que tener clase, algo que muchas mujeres no poseían inclusive en la alta alcurnia.

-Garçon~-

Llamó al mesero, que acudió como por ensalmo a la voz tersa pero impactante de la bella mujer de ojos rosados.

-Sirva por favor unos aperitivos en mi mesa, mi cita no debe tardar. Y traiga su mejor vino, mi invitada no es cualquier gentuza. Se merece el trato de una reina.-

Agregó, sonriéndole. Sí, su invitada se lo merecía a pulso. Ella tenía que ser la reina de tréboles y no la otra niña. De eso iba a encargarse ella personalmente, la reina de todas las reinas…


Poder. Gloria. Dominio.
avatar
Queen Prisma
Nuevo

Raza : Mago

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 04/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una canción de hielo y fuego [Priv.: Elsa Arendelle]

Mensaje por Elsa Arendelle el Sáb Mayo 03, 2014 4:00 pm

Elsa se encontraba en la biblioteca la tarde anterior, escondida tras una gran pila de libros. Necesitaba distraerse a como diera el lugar, y es que al haber cumplido veintiún años, ya no debía de preocuparse nunca más por las lecciones de etiqueta y esas cosas. De hecho, lo mejor sería que empezara a buscarse nuevos pasatiempos, ahora en soledad y lo mejor que podía hacer, era encerrarse durante varias horas para leer.

Si bien todo este asunto de su tío, Tiffany, y la dudosa lealtad del consejo eran asuntos que la tenían perturbada, debía mantener todos sus sentimientos a raya o ella y su querido "Don" le harían daño a alguien.

En eso estaba pensando, cuando entró uno de los mensajeros del palacio.
-¿Lady Arendelle?- Preguntó con cierta cautela.
-¿Es a mí?- respondió la tímida joven.
-Sí, es a usted. Ha llegado este mensaje para usted-respondió el joven mensajero, aproximando un sobre que se encontraba en una bandeja de plata. Inmaculado como la nieve, destacaba un sello en forma de corazón escarlata, lo cuál sólo podía significar que quien lo enviaba pertenecía a ese reino.
-¿Seguro que la carta va dirigida a mí?- preguntó dubitativa. Ella no conocía a nadie de ningún otro reino, salvo por el nombre. En todo caso, seguramente estaban buscando a su tío, o era algún tipo de enhorabuena por el matrimonio de sus familias.
-Esa ha sido la instrucción que me han dabo: "Para la princesa Elsa Arendelle, de Tréboles"- La rubia, tomó delicadamente el sobre en sus manos.
-Muchas gracias-respondió, haciendo un benévolo ademán para señalar que podía retirarse.
Elsa esperó a estar completamente a solas para poder leer la carta, la cual decía que deseaba verla para tratar asuntos que involucraban tanto al reino de Corazones, como Tréboles y que deseaba verla en el casino de Lillium, para poder tomar cartas en el asunto. Estaba firmado por una Prisma Herrera. "¡Que raro!" Nunca había escuchado hablar de ella.

De hecho, no sabía si en esos momentos, podía confiar en un desconocido. ¿Por qué tratar ese tipo de asuntos con ella y no con el rey? ¿Sería algún tipo de trampa para llegar a los reyes?
Sólo había una forma de averiguarlo. A la noche siguiente ella asistió a la cita en el casino, sin embargo llegó en su propio caballo y con una capa cubriendo su rostro. Ella se acercó a un camarero, presentándose como Elsa Arendelle y explicando que venía a encontrarse con Prisma Herrera. Inmediatamente después fue conducida hasta la terraza, donde se encontraba una pálida y elegante mujer.

-Es un honor conocerle, señorita Prisma- Saludó la princesa haciendo una breve reverencia.

Spoiler:
Perdón por la tardanza D: edito más tarde.
avatar
Elsa Arendelle
Nuevo

Raza : Sin raza

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una canción de hielo y fuego [Priv.: Elsa Arendelle]

Mensaje por Queen Prisma el Dom Mayo 11, 2014 1:08 am

La anfitriona se levantó de inmediato, al ver llegar a su invitada. Sonrió de oreja a oreja, viendo como ella se inclinaba, saludándola de forma cortés. ¡Cuánto disfrutó esos breves instantes de reverencia por parte de una princesa! Pero no podía dejar que su cita fuera tan formal, no. Era crucial romper el hielo. Acercándose a ella, Prisma tomó sus manos con cortesía, besando una de sus mejillas de forma cándida y familiar, en lugar de responder a su reverencia. Era como si, para ella, las dos fueran de la misma categoría: De la realeza. Era una verdad que, para Prisma, no podía pasarse por alto. Debía tratarla con completa familiaridad y apego para abrirse paso hasta su corazón.

-Elsa Arendelle, la legítima reina de Tréboles. Qué privilegio es tenerte aquí, corazón, embelleciendo esta terraza con tu presencia.-

Halagó, invitándola a tomar su asiento, el cual un mesero retiró elegantemente para que ella pudiera ocuparlo. Prisma, por su parte, ocupó el suyo, cruzando las piernas de forma altiva. Una seña de su mano bastó para que el mesero les sirviera una copa de rojo vino a las dos señoritas y se retirara en silencio, dejándolas a solas en aquella lujosa y privada terraza.

-No puedo más que elogiar que hayas accedido a venir. Tantas cosas que se hablan de ti, tantos rumores, tantas historias… Y odio tanto a la gente que exagera. Sin embargo, no exageraron al hablar de tu belleza.-

Señaló la albina mujer con un coqueto guiño de sus ojos, batiendo sus largas y peculiares pestañas, que comenzaban negras y terminaban en un tono rosado neón.

-Sí, bella y sobre todo, educada. No como, bueno… “Su majestad”.-

Ironizó, ahora sonriendo de una manera condescendiente, como si se mofara de la actual reina de Tréboles. Nada podía estar más alejado de la verdad, al menos para ella: La actual reina de Tréboles era un objeto, una gema para adornar al rey Fausto y permitirle gobernar, al mismo tiempo que cargaba con el peso de su inútil esposa y corregía sus fallas, que ya circulaban en las más altas esferas. Sí, esa era la opinión de Prisma, pero no la iba a revelar aún, no. Primero tenía que causar una buena impresión, antes de mostrarse agresiva con su juego.

-¿Te gustaría ordenar algo de cenar? Te aseguro que no te arrepentirás para nada, la comida aquí es la mejor que puedes encontrar en el reino. Después del ajuste de administración en el reino, algunos cocineros se inconformaron, entre ellos el mismísimo maître des cuisine Pierrot leFou, que abandonaron las cocinas reales para laborar… Aquí. Permíteme invitarte a una cena digna de ti, por lo menos.-


Poder. Gloria. Dominio.
avatar
Queen Prisma
Nuevo

Raza : Mago

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 04/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una canción de hielo y fuego [Priv.: Elsa Arendelle]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.