Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

Volviendo a las raíces -LIBRE-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Volviendo a las raíces -LIBRE-

Mensaje por Lycaon el Miér Mayo 14, 2014 12:32 pm

El olor al aire impregnado de especias, las calmadas calles alejadas del bullicio que, a diferencia de las otras capitales de reinos, se encontraba ausente de las inmaculadas calles de piedra blanca de la hermosa Tallis. Como había extrañado este lugar, su propio corazón añoraba ver los estandartes amarillos con el símbolo del diamante bordado meticulosamente por manos artesanas.

Su ciudad de origen era tan grande y calmada de noche, pero no significaba que estuviese dormida. Estaba tan llena de vida como si fuera de día, los seres nocturnos como el, residentes que conformaban una parte considerable de la población, salían cuando los últimos rayos del sol se ocultaban tras los tejados amarillos y dorados y hacían de su noche lo que los otros hacían de su día. Pareciere como si el lugar tomara turnos para mantenerse activa y eso le encantaba, en especial, porque no se sentía solitario como en otros lugares, donde no conocía a muchas personas y los de su especie no eran de esos que se aparecían de pronto y decían "oye eres un vampiro, ¡yo también lo soy!". Lo encontraban tonto y en eso Lycaon también estaba de acuerdo. Los vampiros son seres reservados pero de un carisma y personalidad atrayente e inclusive sensual a cierto punto, pero ¿Por que el no tenia todas esas características? ¿Acaso era el muy joven como para tenerlas? Se aferraba a pensar eso, no tenia mucho que había cumplido la mayoría de edad y la mayoría que se comportaba así eran mucho mas adultos que el pero ¿Siempre habían sido así? Era un misterio, aun para el.

Tallis era una ciudad turística y, teniendo una población de habitantes nocturnos, era una excusa mas para visitarla "La ciudad que nunca duerme" se solía decir entre los foráneos, ajenos pero fascinados por lo que se suscitaba en las noches ¡Las tiendas y los restaurantes casi nunca estaban cerrados! ¡Era increíble! Y eso era lo que traía de vuelta a Lycaon, y, para celebrarlo, se decidió ir a comprar un tradicional panecillo dulce en forma de diamante, cubierto por una capa de glaseado y relleno de una pasta hecha de frutos rojos, uno de sus postres favoritos y mas aun cuando se encontraba aun tibio.

Caminaba por las calles, devorando el bocadillo lentamente, aunque en sus adentros sabia que compraría uno mas. Se detenía a saludar a sus conocidos, gustosos por su visita y conversaba brevemente sobre sus viajes. Después de haber hecho eso, se dirigió a un parque de la ciudad a sentarse en una banca a descansar, para ese entonces había recorrido gran parte del lugar.




"El mundo para la mayoría es colorido, sonoro y en movimiento; el mio es una recreación, el reflejo que se crea de este, solo que pausado en papel."
avatar
Lycaon
Noble Diamantes
Noble Diamantes

Raza : Vampiro

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 07/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.