Últimos temas
» ¿Con qué esas tenemos? [Priv/Nero]
Mar Ago 04, 2015 3:00 am por Nero

» Una Gran Fiesta! || Priv Emily Dawson
Jue Jul 23, 2015 8:27 pm por Aloshka Bell

» Trabajos Forzados?? [Priv. Emily Dawson]
Jue Jul 23, 2015 8:15 pm por Aloshka Bell

» Inocente Calma. {Priv. Yoru~}
Mar Jun 23, 2015 5:18 pm por Yoru

» { P } Sangre rojo caramelo
Vie Mayo 22, 2015 3:32 am por Sora

» ¿Enfermera?
Dom Mayo 17, 2015 8:45 pm por Aloshka Bell

» ¡Reunión para conocernos!~
Mar Mayo 05, 2015 6:42 pm por Richter

» Registro de Familia real
Dom Mayo 03, 2015 9:08 pm por Nero

» Registro de Fisicos
Dom Mayo 03, 2015 9:06 pm por Nero

Hermanos y Elite
Dioses e Imperio Romano +18<

Demonio Rojo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Jabberwocky el Dom Dic 04, 2011 5:32 pm

[BATALLA]

Fija y atentamente los azules orbes del albino no se despegaba de la figura de aquella femina. Inclusive la voz de su gemelo paso desapercibida, cuando normalmente, le reprenderia por su gran bocota, o en este caso, un comentario tan soes como fue aquel...

La sorpresa fue ligeramente visible en las finas facciones del hijo mayor de Sparda. La demonio les estaba hablando a ambos. Ironias de la vida, el que pretendia buscarle y ahora ella, se postraba ante el.

-Ju-


No articulo palabra, tendria que ver que era lo que su "maligna majestad deseaba" El muy osado albino, alzo levemente el menton con claros aires de grandeza, no era para menos, los dos hijos de Sparda, juntos, eran imparables. ¿Poder para los debiles? Claro que no, Vergil Sparda habia ido al lugar para ver si encontraba un portal que condujese al inframundo, y con lo que vino a encontrarse fue con una guerra causada por una jovencita (a su parecer) bastante caprichosa y mimada. Una demonio con sumo poder y desperdiciandolo solamente en genocidio, cual vil demonio de categoria baja de los inframundos. Una sonrisa fria y ladina se dibujo en sus labios, la pelea se la habia tomado personal cuando la demonio habia decidido mandar a uno de sus fuertes guerreros solamente a encararle.

Afilo la mirada, inconscientemente su mano apreto con mas fuerza la vaina de su arma, y en todo momento, aunque su postura no demostrase que estaba en guardia se mantenia siempre imponente... e inmutable.

Palabra clave: Poder...

... Una frase que es repetida constantemente por el...

-"Poder, necesito mas poder"


De manera discreta, su mirar se dirigio hasta su gemelo... Una oportunidad, que, sin duda, el no iba a desperdiciar, y tampoco iba a permitir que se interpusieran en su camino, ¿Verdad? ¿Que es lo que pensarian sus padres al respecto? Observar a ambos iguales llevar acabo una contienda interminable entre ellos, tan solo por el motivo de no haber sido capaz de proteger a su añorada madre, cuando ambos eran infantes, hecho que, llevo al de gabardina celeste a ser un ambicioso... Poseer el poder, que ese dia, no tenia.

[Dante]

Con fuerza, tomo el mango de su Katana, y de un movimiento rapido, y a traicion, atraveso a su gemelo con el frio acero de su arma.

-¿Destruir y matar a cada una de las personas, aqui presentes, ¿No es asi?-

Repitio las palabras exactas de la reina, tal como eran, la unica peticion de su majestad para que el poder se le concediera... No obstante, no es estupido, sabe que la mujer trama algo. De un fino y rapido movimiento, retira su arma del cuerpo de su hermano para limpiar a hoja de una sacudida y despues enfundar. A pasos severos se acerco a una distancia prudente de la mujer, antes de hacer una reverencia.

[Reina Roja]

-Larga vida a su majestad...-

Sin embargo, sus negras intenciones estaban bien cubiertas. De un movimiento rapido desenvaino al momento que cuchillas azulinas le cubrieron nuevamente, mientras corria contra ella abriendose paso entre los demonios del averno que surgian para defender a su reina.

-¿¡Como se atreve un ser patetico y miserable, demonio de baja categoria como tu a hacerme semejante oferta!?-

Asi es, no iba a permitir que Dante se interpusiera en su camino, fue la unica manera de detenerle, para ganar asi, la contienda que ambos habian iniciado ya desde hacia mucho tiempo atras. Sin embargo, tras todo el acto del de hebras albinas, se escondia el cariño que aun, posee por su hermano menor, de manera que si ha de caer, no se irian ambos.

-Un ser que solo gusta del genocidio cual bestia sin pensamiento, no tiene derecho de darme ordenes, a mi, un orgulloso hijo de Sparda-

Sus cuchillas desaparecieron ante el contacto del cuerpo de los demonios. Vergil empuñaba su Katana a la altura de su rostro en un movimiento que demostraba, pretendia atravesar a la mujer usando su fuerza y el impulso de su carrera. Sin embargo, algo, comenzo a frenarle, y no iba a permitir que todo quedara asi como asi. Aplicando mas fuerza es como el acero de su arma inicio a abrirse paso entre la barrera de la reina, pero claro estaba, que la demonio, no sucumbiria de manera tan facil. El hibrido es capaz de sentir como la electricidad comienza a envolver su cuerpo, haciendo que deje escapar un leve gruñido de dolor debido al acto, sin embargo, por nada del mundo, piensa retroceder...

-He venido a reclamar mi poder, claro esta, a mi manera, patetico ser inferior-

Menciona con un deje de dificultad, mientras flexionaba ligeramente las rodillas para no ir a dar al piso, aunque no lo admitiera, la herida causada por uno de "los niños" de su majestad, comienza a darle problemas... Pues bajo sus pies, un pequeño charco de liquido carmin era claramente visible.




Soy el perro que osó morder la mano del amo que le alimentaba.

"You smelled the smoke. But you were in dreamland taking tea with your friends. You couldn't be bothered. Your room was protected and spared while your family upstairs roasted in an inferno of incredible HORROR."


Narracion//Dialogo//"Pensamiento"

Ficha // Relaciones
avatar
Jabberwocky
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Hibrido / Admin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 30/05/2011
Edad : 28
Localización : Makaii

Ver perfil de usuario http://www.night-mist.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Dante el Mar Dic 06, 2011 3:47 am

//Batalla//

¡La novia de Vergil se les acercaba! Dante baja sus armas, esperando para lo siguiente. No puede creer lo que la loca esa le dice.

-"Ya, en serio, le queda de noviecita"-

Frunce el cejo, la última frase no le agrada en lo absoluto... Sabe como es el carácter de su hermano y es probable que no se niegue ante la propuesta. Eliminar a todo ser de wonderland incluye a cierto albino. No va a permitir que suceda.

A punto, esta de observar a Vergil, cuando este decide atravesarle con su arma. Un quejido escapa del menor al sentir el acero en su físico y uno más al ser retirado. El dolor le obliga a doblegarse y caer en sus rodillas sujetando con la izquierda la parte afectada.

Esta loco, eso ya es demasiado, hasta para él. Lentamente comienza levantarse. Dante no es una persona que suela enojarse seguido, y cuando lo hace, literalmente, da miedo.

Su aura de demonio comienza a hacerse presente.

-¡Vergil! ¡Maldito desgraciado eso es trampa!-


//Demonio rojo//

El sonido de sus armas suena por todo el lugar, a diferencia de la última vez con más frecuencia y velocidad, el objetivo: La demonio rojo. Con fuerza, el albino menor corre hasta su blanco, sin dejar de disparar. Llegando a distancia considerable enfunda sus pistolas desenvainando entonces su espada y de una gran estocada es que ataco el campo que envolvía a la chica.

//Vergil//

-¡Mírate! Haciendo una gran y dramática entrada y acaparando toda la atención-

//Demonio Rojo//

Aplica más fuerza ignorando la corriente electrica que comienza a afectarle, quizás entre ambos puedan derribar el escudo.

-Pierdes tu tiempo, Nena, mi hermano es un cabeza dura. Creo que necesitas aprender de la manera difícil-



Spoiler:




...I tried frantically to speak  and finally learned a few words. But i had no idea a single smile could be so eloquent...

||Dialogo||Pensamiento|| Narro

Devil May cry
¿Ah? ¿A ti tambien te debo dinero?....
avatar
Dante
Espia Diamantes
Espia Diamantes

Raza : Hibrido

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 22/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Sora el Mar Dic 06, 2011 3:51 pm

[Batalla]

-¡TSK!

Ese ser solo parecía disgustarse de la sangre que brotaba de mi hombro, incluso mismo pasó su largo y demacrado dedo por encima de ella solamente para mancharlo con un poco de sangre, y lamerlo con toda el lívido que lo embriagaba. No era de mucho haber puesto una mueca de total asco, tanto por el hecho de haberme vagamente “tocado” como también por la horrible y sucia sonrisa que se formaba en su boca, mostrando cada uno de sus largos y ruidos dientes amarillos.

-Más…. Quiero más…. Ok, eso realmente no me gusto para nada.

Ferozmente alzó la guadaña, aquel metal brillaba en rojo escarlata, mimetizándose con el ambiente del lugar, solamente faltaba que un feroz relámpago cayera tras de sí, complicando más la situación. De un abrir y cerrar de ojo descendió el arma intentando cortarme en dos con ella, fui más veloz al dar un salto hacia atrás y tomar distancia entre esa criatura y yo.

Pero el tampoco lo pensó mucho, con la misma velocidad se abalanzo sobre mí dando varios cortes en vertical con la guadaña. Ágilmente me defendía usando el mismo filo de la keyblade, el demonio parecía poseído, había probado solo una minúscula porción de mi sangre, y se había dicho que quería más, así que no se iba a detener por nada.

El metal chocando contra sí, dando silbidos sobre el aire era lo único que se escuchaba de nuestra pelea, hasta unirse en ella la demente risa de aquel ser y los grandes ojos amarillos que brillaban en locura, quizás más de la que ya el mundo tenía, ¿Qué pasan por la cabeza de estos seres que no sean matar como lo dice su reina?

Solo lograba rozarle con la keyblade sobre su piel, hacerle heridas leves, nada grave, y ni las sentía. Y con magia, era mucho de menos, usando combinaciones con Blizzard y Thundara no cabría mucho, puesto que congelarse no le importaba, fácilmente rompía el hielo, y con el trueno, este lo cortaba con el filo de su guadaña.


¡¿Es que acaso es invencible?!

Estaba comenzando a agotarme ya, literalmente me estaba quedando “Sin arsenal” y el demonio se veía tan fresco como si recién se hubiera levantado. ¿Cómo es que uno de estos fuertes demonios este luchando con alguien como yo? Es decir, alguien como él debería pelear contra algún soldado, y simplemente gasta su tiempo jugando con una persona como yo.

-¡Más!Volvió a gritar en euforia, lanzándose contra mí una vez más, otra vez a la defensiva, detuve su ataque, pero sin tomarlo en cuenta, por la velocidad, logró sacarme de encima la keyblade.

Ahora estaba desarmado, respiraba agitadamente, miraba el lugar donde había caído mi arma, justo a unos metros tras de él, debía tomarla nuevamente. En ese mismo instante sentí una horrible y dolorosa punzada en mi pierna.

-¡AAAAHHHH! Grité a todo lo que mi garganta podía dar. A duras penas logro clavar la punta de su guadaña en mi muslo izquierdo, la simple punta logro traspasar al otro lado. Una vez más el demonio rió sacando la punta de su fiel arma, y luego darme un golpe para caer hacia atrás en el suelo- ¡Gah!

Abrí los ojos desmesuradamente al ver la cuchilla de la guadaña al lado derecho de mi cabeza, dirigí dicha mirada al demonio, el cual sonreía relamiéndose los colmillos, mi cuerpo por inercia comenzó a temblar, era más que simplemente el haber perdido mucha sangre.

Era miedo lo que sentía.

-No sé para qué tanto esfuerzo ponen los de tú raza… -Se incó ligeramente, para tomarme del cuello y levantarme del suelo, ya no podía tocar el piso con mis pies, y apretaba cada vez más fuerte su mano. Instintivamente llevé ambas manos a agarrar fuertemente su muñeca, dando ligeros quejidos de dolor- ¿Por qué no se rinden y ya? ¿Por qué siguen peleando?...

Parecían ser cosas que alguien como él no comprendía en lo absoluto.

-P-Porque…. Estire la mano, no lograba rozar su cara, estaba todavía muy lejos de mi alcance, pero no era eso lo que realmente me preocupaba- …. P-Podemos

Finalmente, re materialice la keyblade, y velozmente corté su cabeza tal como esos demonios los hacen con los semi-humanos de acá. El cuerpo del demonio no cayó, sino que se volvió simplemente una capa espesa de humo negro, quien cayó fui yo mismo, gimiendo del dolor, y tosiendo llevando mi diestra a mi cuello.

Tanteaba la herida que tenía en mi pierna, era más profunda que la de mi hombro, y ya no me quedaba casi fuerzas para usar algo de magia, respiraba casi forzadamente, apoyándome en la keyblade fue como intente levantarme, más no podía, la herida en mi pierna me lo impedía, y la keyblade habia desaparecido suponiendo que es por la poca energía mágica que me quedaba.

Cada vez demonios más poderosos parecían emerger, y más vidas corrían peligros, no solo la inocente, sino también la de las armadas misma, está guerra parecía no tener fin mismo.

Y el cielo seguía teñido de rojo carmesí.

OFF:
Pésima... Para.... Las.... Peleas... 8DU -Se pega un tiro-


Última edición por Sora el Dom Dic 11, 2011 1:47 pm, editado 1 vez



Wanna know something~?:

Hablar ||Pensar || Actuar
Relaciones || ¿Album? Aun en construcción xD
avatar
Sora
Ciudadano Trebol
Ciudadano Trebol

Raza : Humano

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 09/09/2011
Edad : 23
Localización : Depende de la cantidad de azúcar que tenga en el cuerpo y ehmm..... ¡¿Eh?! ¿Donde estoy?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por NRP el Mar Dic 06, 2011 5:14 pm

[Dante - Vergil]

-Que fuertes palabras para alguien de sangre sucia…

Como si realmente aquellas palabras le resultaban fuertes para ella. Patética, miserable, de baja categoría, ser inferior, todo eso solo lograba sacarle una risa de su estruendosa garganta, sabía perfectamente que cuando la llamaban así, eran ese tipo de personas que se vanagloriaban por cualquier razón, y por lo visto, se vanagloriaba por su mitad de la sangre que poseía.

-¿Sparda? No lo conozco, ¿Fue alguno de los demonios que maté para tener este poder?

No solo era temida por los humanos, sino también por los iguales, la demonio rojo era el mismo mensajero del averno, había matado a tantas personas que ella misma había perdido la cuenta, incluso fue exiliada del mismo infierno, una muy temida persona. Una sonrisa juguetona de formo en sus labios mientras caminaba hacia atrás, cientos de demonios emergían del suelo para defender de su reina.

Pero aquellos dos demonios no se iban a detener, ni aun con la fuerza de su escudo lograba detenerlo, eran persistentes y testarudos aquellos dos semi-demonios.

-No necesito aprender nada querido… -Mencionó de forma maternal, sin inmutarse de donde esta, ni siquiera estaba rodeada por su sequito de demonios, estaba casi totalmente sola- Quizás son ustedes los que deben aprender muchas cosas… Por ejemplo ¿Cómo matarían a alguien que puede desaparecer?....

Y así mismo como lo dijo, el cuerpo de la mujer comenzó a desaparecer, creándose cientos de pétalos de rosas, comenzando desde abajo, lo último que se vio, fue cuando relamió su labio superior y lanzó un pequeño guiño a ambos, el viento se encargó de esparcir los pétalos de rosas por los al rededores.

-Incluso bien, si dices ser superior a mí… ¿Cómo es que no puedes invocar demonios como yo? Reapareciendo justo al lado del albino azul, recargando su brazo izquierdo sobre el hombro del otro, no le importaba, sabía perfectamente que su campo lo detenía, y mientras más cerca estaba, menos movimiento podía lograr hacer- Tan siquiera puedes poner el cielo carmín con un abrir y cerrar de ojos… ¿Y porque dices que hago genocidio?

Caminó hasta quedar frente al de azul, y tomar con ambas manos el rostro de este, de una forma maternal, incluso mismo, se le acercó, para darle un pequeño beso en la frente.

-Yo creó un mundo nuevo, donde la basura debe ser botada, Wonderland sería más bello con demonios al mando, donde reine el caos y la sangre sea fruto de nuestra merced… ¿No te parece?

Y volvió a desaparecer de la misma forma, sin darle tiempo a respuesta. Ahora, se apareció con el de rojo, solo que esta vez, lo hizo sobre su espalda, abrazando su cuello.

-Tan semejante poder que tienen… Pero tan siquiera lo han descubierto en su totalidad… ¿Lo sabían?Y miró nuevamente al de azul- Son como unos pequeños bebes… Aun le faltan siglos de experiencia para que tengan tanto poder como el mío… O como el de ese tal Spa...Spor... Sper… Como sea….

Besó nuevamente la mejilla ajena, pero el del cazador rojo, y se despegó de este, echándose hacia atrás, alzando los brazos y dando vueltas hasta estar a distancia de los gemelos otra vez.

-Con tan magnífico poder pueden hacer tantas cosas… Tantas cosas… -Bajo los brazos y la mirada, quedando un minuto en silencio, sin movimiento-

Tantas cosas, que se pueden hacer por poder…

-Como estaAlzó el rostro, y sus ojos estaban totalmente en negro, al igual que una enorme sonrisa digna del mismos Cheshire la adornaba-

Su cuerpo mismo se vio envuelto en un manto rojo, de finos y fuertes rayos que golpeaban el suelo y lo agujereaban, todo el lugar se ilumino con la luz que la envolvía. Dejo en completa ceguez a todos, hasta esfumarse.

Y mostrar ahora, un enorme, feroz y mortal demonio de apariencia dragón, con escamas tal como la misma sangre, garras tan plateadas y brillantes, como si nunca las hubiera gastado, puesto que no lo ha hecho desde siglos, unos grandes cuernos dorados, y la cola cuya punta terminaba en una cuchilla del estilo de una guadaña.

-Si se unieran a míSe levanto en sus patas traseras, doblando su ahora alargado cuello, y extendiendo las grandes alas que casi daban sombra a todo el lugar- Les daría todo el poder que quieran… Pero veo, que tratarlos de la forma fácil no sirve…

Rugió con todo su poder, haciendo temblar el mismo suelo y quebrar algunas ventanas.

-¡Mueran! Y ahora, se abalanzo sobre ambos gemelos.
avatar
NRP
Eventos
Eventos

Raza : Eventos

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Credo el Jue Dic 08, 2011 5:11 am

BATALLA

El can de hebras castañas podia sentir la tibia sangre que corria de la mordedura que uno de los demonios de la reina habia causado. Ademas, aparte de eso, su brazo izquierdo tambien se encontraba herido ¿Con que diablos se habia pegado al ser aventado de semejante manera contra la casa?

Sus azulines orbes no perdian detalle de lo que acontecia ante el. (Claro esta, a una distancia bastante considerable ya que nunca pudo siquiera acercarse a la reina roja debido al demonio que le derrivo momentos antes) ¿¡A que clase de ser estaban enfrentando!? La sorpresa no busco escondite en sus morenas facciones al observar todo aquello. ¡Lo peor del caso es que parecia ser que la mujer solo estaba jugando! ¿Como era que habian ganado los semi humanos aquella batalla hacia ya mucho tiempo antes que los cuatro reinos se formasen?

Ahora si que estaban en verdaderos problemas. La frustracion atrapo al capitan de la guardia, era la primera vez que no sabia que hacer, no habia combatido contra algo similar anteriormente. No, no podia paralizarse... Tenia que pensar en algo... El temblor le hizo tener que verse obligado a clavar la espada en el suelo para evitar ir a dar al piso. Al parecer, la reina estaba enfocada solamente en aquel par de albinos, habia que hacer algo, si es que realmente el par pensaba eliminarla, y si eran capaz obviamente, su armada, iba a ayudarles.

Llevo a duras penas la izquierda hasta su cintura para tomar de uno de sus cintos un cuerno de combate, el cual, hizo sonar con toda la fuerza que pudo dando a entender que tenian que avanzar y continuar con el combate...

Quiza sonaba loco, quiza era un suicidio masivo, no obstante, como ya
se dijo, Credo no pretendia retirarse con la cola entre las patas y mucho menos, pretendia quedar alli mismo. Como pudo, se puso en pie para continuar combatiendo... Chispas rojizas salieron de su arma al chocar el acero contra una espada enemiga, reacciono a tiempo para evitar ser tomado desprevenido y ganarse otra herida por ello. Flexiono las rodillas aplicando fuerza, si lograba aprovechar el momento justo, haria que el arma del demonio saliera despedida y conectar una mortifera estocada.




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Invitado el Lun Dic 12, 2011 6:22 pm

[[Batalla]]
Un tanto atónito había quedado ante el enorme monstruo que se había presentado en batalla en contra suya y de su hermano, que no había podido reaccionar a tiempo, dejando que Sora terminara por: primero, pelear frente a frente con ese asqueroso ser que cargaba aquella guadaña en ambas menos; segundo, dejando una vez más que su hermano menor (sí, aun insistía que aunque fueran gemelos, él debía de ser el mayor de ambos... por más infantil que a veces sonara autoproclamarse como el hermano mayor) terminara con más heridas, ahora una en la pierna producto del descuido propio de Roxas. Ya estaba, no podía seguir "flotando" en la atmósfera cuando habían muchas personas que lo necesitaban, no solo Sora que era el que más era de importancia en ese campo de batalla, sino también su escuadron, plus a eso, tenía que también demostrar la valentía y dejar de ser un cobarde, si no lo hacía por él mismo, debía de serlo por el resto.

-Maldición, ¡no denuevo!-gritó por fin volviendo a materializar a sus dos keyblades, aquellas con las que se impulsó para sumarse por fin a proteger a quien tanto quería. Una estocada en el hombro derecho del monstruo, otra en la pierna, un par de giros para confundir a aquel ser y, que claramente, también para que se enfocara en su propia persona y no en el otro chico de ojos claros, sus hermano.-Si eres tan valiente y fuerte, entonces antes de poder continuar, tendrás que enfrentarte a mí, pero te aviso... -frunció el ceño de forma decidida a actuar en pro de ofensa- no te dejaré pasar mientras siga vivo.-Pocas veces se escuchaba al rubio hablar con tanta decisión en sus palabras, pero como dicen por ahí "a situaciones riesgosas, actos riesgosos" y si debía llegar hasta esos extremos, lo haría con tal de terminar con tanta barbaridad y tanto derramamiento de sangre que le mareaban y producían las peores sensaciones de asco en la vida.

Ahora si que se encargaría él.

[[Sora]]
-¡Sora, no te acerques, porque que estes así es culpa mía, y si debo protegerte con mi vida, lo haría sin pensarlo!... -lo pensó un poco nuevamente- Más bien, no sólo lo haría, sino que lo haré.-y le dio la espalda al castaño para irse en contra del demonio, el cual reía sin vacilar, y de paso, preparaba su afilada guadaña para contraatacar cualquier ataque que viniera de las espadas de su enemigo, o sea, Roxas.

[[Batalla]]

Así se mezcló en esa batalla. Haciendo rozar y chocar el filo de las tres armas, las que sonaban y rechinaban en cada momento, amenazando en mandar a volar la contraria en cualquier momento, pero que cuando uno de los dos (Roxas o el demonio) creía ganar, el otro se volvía a levantar. Parecía casi como una pelea de orgullo, aun si eso era mucho más, siendo verdaderamente una batalla entre "el deseo de eliminar" y el "deseo de proteger" a alguien.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Jabberwocky el Vie Dic 16, 2011 5:28 am

[BATALLA]

De reojo observo a su hermano menor. ¿Acaparando toda la atencion? En parte, aun continuaba esa contienda entre ambos, ver quien sera el ganador, al eliminar a tan escandalosa femina.

Con fuerza y ambas manos, sujetaba a Yamato, esperando abrirse paso en aquel maldito campo de energia.

-"¿¡Por que no funciona!? ¿Es que acaso falta algo!?"-

La estruendosa risa de la mujer ayudaba a que su frustracion, se incrementara. Si Rebelion y Yamato, no eran capaces de atravezar aquel escudo, entonces, no tenia idea de que lo haria.La mujer retrocedia, y entonces, el de gabardina celeste volvio a abrirse paso entre los demonios invocados, ya debia quedar en claro que pese a los esfuerzos de su maligna majestad, escudarse tras una armada demoniaca, no iba a servirle, al menos frente al par de albinos.

La intriga se dibujo entonces en las facciones del albino mayor ¿Desaparecer? Mira que era mucho mas cobarde de lo que creia. Aquella batalla parecia ante los ojos azules del semi demonio, un enorme campo de ajedrez. Y ahora, que "el rey" (o reina en este caso) se encontraba arrinconada, sacaba a relucir sus mas brillantes estrategias para evitar el jaque mate. ¿Por donde atacaria ahora? Claro, si es que a escudarse tras su campo de energia y desaparecer de esa manera podia llamarsele ataque. La voz a su diestra le hizo alzar la guardia, sin embargo la corriente electrica corrio por su cuerpo impidiendole realizar accion alguna. ¿Invocar demonios como ella? ¿Para que? Mucho mas grande era la satisfaccion de hacer todo el mismo... Sin la necesidad ni ayuda de un sequi de demonios sin raciocinio.

Estuvo, a punto, de hablar, de contradecir todos los pateticos argumentos de la demonio, cuando esta, volvio a desaparecer. Apreto con fuerza su arma... Si, estaba consciente, aun le falta mucho para ser igual de fuerte que su padre... Fija y atentamente, observaba a la femina. Su silencio, no significaba nada bueno. Reconocio inmediatamente lo que sucedia; era algo similar a lo que el, y Dante, hacian al comenzar a transformarse y llevarse al limite. Se llevo el antebrazo siniestro a la altura de los ojos para evitar ser deslumbrado, al tiempo que, flexionaba las rodillas, sintiendo como uno de los rayos carmin pasaba a un lado suyo, abriendo la tierra con facilidad enorme.

La sorpresa se diviso en sus blancas facciones... Seguida de una sonrisa incredula, no... no era eso... Era otra cosa.

Como si estuviese completa y totalmente loco, el hijo mayor de Sparda se echa a reir con sonoras carcajadas, mientras llevaba la siniestra (pues con la diestra blandia su katana) hasta su frente
[DANTE]

-Querido hermano, sin duda, no te cansas de equivocarte. Una femina tan infantil y escandalosa como la que se postra frente nuestros ojos no es digna de mi atencion y afecto-

Nuevamente, hecho una risilla entre dientes, un tanto elegante, debia de admitir.

-Ademas, con lo temperamental que se muestra, no creo que sea capaz de tolerar tus bromas, que, por cierto, las suyas son mejores ¡Mira que argumentar haber matado a nuestro padre, el gran Sparda!-

Elevo entonces el menton observando a la gran fiera que ahora se erguia frente a ellos. Al fin, un oponente digno... Afilo la mirada, al escucharle hablar nuevamente.

[Reina roja]

De un fino y elegante ademan, alzo la siniestra, señalandole con el indice, para moverle de un lado a otro, negando asi con dicho movimiento.

-Deberias saber que demonios como tu, poseen la falta de algo que complementa el uso correcto de semejante poder-

Ciertamente y aunque vergil no lo admitiera. Su lado humano, es lo que hace fuertes a el mismo y a su gemelo, haciendoles vivir el momento, llevandoles hasta el limite y superarlo. Hacerlos aprender de sus errores y volver a intentarlo sobre llevando las consecuencias de sus actos y decisiones, en pocas palabras: Ser humano. ¿De que servia entonces eliminar a todo ser viviente y rodearse de seres pateticos que solo sirven y cumplen una orden sin chistar? ¿De que sirve un gobierno donde solo haya muerte y destruccion y el sendero sea escrito por tinta carmin.?

-No eres mas que solo la bestia que ahora aparentas, y las bestias, no razonan por supuesto. Vaya mujer...-

Entonces, la bestia se lanzo contra los dos. El de gabardina celeste lo unico que hizo fue enfundar su arma a la altura de su rostro y de manera horizontal. Entonces, su cuerpo se vio envuelto de un escudo color azul, pero permitia ver lo que acontecia en el interior. Vergil giro su vaina hasta llevarla a la altura de su cintura, del lado izquierdo. Su fisico se vio rodeado de uno que otro destello color azul, y pronto, la figura del joven de hebras platinas cambio completamente. Su gabardina paso a formar parte de su cuerpo, como si de escamas se tratara. La funda de su espada parecio fusionarse con su antebrazo izquierdo.

Veloz como el rayo, el demonio se dirigio directamente hasta la fiera bestia que pretendia atacarles. La unica diferencia entre sus previas transformaciones que hizo durante batalla, el cuerpo de Vergil, mostraba un aura color azul, seña que, ahora, todo iba en serio. Ayudado de una pobre y tambaleante vivienda es como aprovecha para saltar a la altura del rostro draconico, sin miedo, sin cavilaciones. Un grito gutural de guerra emana de la garganta del albino mientras toma su katana. Para evitar ataques previos provenientes de su maligna majestad, su cuerpo se vio rodeado de sus espadas espirales, una buena defensa, y un muy buen ataque cuando de combate cuerpo a cuerpo se refiere.

Señalo entonces con la siniestra hasta la fiera bestia, las cuchillas etéreas rasgaron el aire viajando hacia su destino con un simple objetivo: Cegar a la bestia. Desenfundo entonces, su querida katana y con las dos manos, aprovechando el impulso y velocidad enterro el frio acero de su arma sobre la sien de la fiera lo hizo lo mas profundo que pudo. No iba a quedar ahí. Comenzo acorrer, aun con su arma dentro de la demonio rojo.

Retiro entonces, su arma para ejecutar un salto. Las cuchillas aparecieron de nuevo. Encontrandose entonces tras el infernal dragon sus armas viajaron para incrustarse en aquellas escamas carmín. No obstante, lo osado de Vergil, no le permitio percatarse de algo, con dicha accion, se había vuelto un blanco facil, había olvidado algo: Aquella filosa cola cual guadaña de la muerte.

Pero no olvidaba algo

...Aquella bestia infernal no solo luchaba contra suya...

Spoiler:
OFF: Lamento lo exagerado, me emocione =w=U





Soy el perro que osó morder la mano del amo que le alimentaba.

"You smelled the smoke. But you were in dreamland taking tea with your friends. You couldn't be bothered. Your room was protected and spared while your family upstairs roasted in an inferno of incredible HORROR."


Narracion//Dialogo//"Pensamiento"

Ficha // Relaciones
avatar
Jabberwocky
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Hibrido / Admin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 30/05/2011
Edad : 28
Localización : Makaii

Ver perfil de usuario http://www.night-mist.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Dante el Dom Dic 18, 2011 3:51 am

((OFF: NO TE PERDONO CHEEE *se estira el cabello))

//Batalla//

Con incredulidad, Dante arquea una ceja ¿Desaparecer? Nah, no es lo más extraño que ha visto. Eso solo hace las cosas más interesantes para el
de gabardina color vinilo.
Su sonrisa se amplia, claramente no da importancia a la palabrería de la dama. Ejecuta un leve salto hacia atrás tras la desaparición de la demonio. Al aparecer frente a su hermano Dante dispara con una de sus pistolas, pues con la otra mano sostiene aun a Rebellion...

Sin éxito, la barrera impide cualquier daño. El abrazo le toma por sorpresa, aun así, la sonrisa despreocupada no desaparece de su rostro. A nadie más le daría gracia los comentarios de la joven que a Dante. Le habla a la persona equivocada, el cazador se siente más humano que demonio.

Se limpia la mejilla con el rostro atento a cualquier cambio... Cualquiera, algo grande se aproxima. Seguro la mujer está por revelar su verdadera forma. Se cubre la vista al cruzar los brazos a la altura de su rostro. -¡AY POBRE COSA! ¡Seguro te le caíste a tu madre al nacer- Se mofa apuntando con su enorme espada al dragon. La risa de Vergil, le hace prestarle atención... Tal vez eso fue lo que sorprendió más a Dante que el demonio causante de esa locura.

// Vergil//

-Ahora que lo pienso, es verdad. Sus hijos serian horribles, mama lloraría al tener un nieto tan horrendo- Continua la broma a Dante sinceramente no le importan las ofensas de la demoniza que lanza contra su padre. Pero, las palabras de su hermano mayor, hacen que su sonrisa se ensanche.

// Demonio Rojo //

Coordinadamente, al tiempo que Vergil se lanza sobre el demonio, Dante le secunda. Con rebellion a su espalda. Pero a diferencia de su hermano, el no saltó. En un abrir y cerrar de ojos su apariencia humana desaparece, mostrando así su lado de demonio. Necesitará toda la fuerza necesaria para hacer frente a la loca esa. Chasquea los dedos, lo que se viene es el evento principal, el lugar fue cubierto por un tenue haz de luz blanca. El cazador comenzó a moverse mucho más rápido de lo que en esa transformación hacia. Mejor dicho, el tiempo para él se había acelerado, la realidad es que el tiempo había sido alentado para quienes estuviesen cerca.

Pero para su alocada diversión, no es suficiente adrenalina y velocidad aun. El maletín gris con una calavera en medio se abre nuevamente dejando ver el arma favorita hasta el momento para el hombre de ojos azules: Una bazuca. Estando en esa fase su sonrisa no desaparece, en trayecto gira su arma para que esta sea disparada hacia atrás y darle más impulso. Una vez cometido su objetivo, el arma de fuego desapareció.

La bizarra mentecilla del alocado albino ya ha maquilado un plan; su hermano hace un buen trabajo distrayendo a la bestia. Su objetivo era el pecho, atravesará la caja torácica del dragon para eso se ha tomado tanta molestia por coger una velocidad ahora sí que exagerada. Rebellion que había estado a su espalda, paso a ser tomada y empuñada con una mano hacia el frente. El tiempo volvió a su cauce normal una vez que logra su cometido, por la velocidad sale despedido del cuerpo de la bestia, al hacerlo, su demoniaco lado fue disipado.

//Vergil//

Y el grito de emoción y diversión debido a la velocidad que lleva no hace de esperarse como usual se muestra en el. En pleno trayecto, se encuentra con su gemelo al que tacleo como un jugador de futbol americano.

Consiente, o inconsciente, no sabría decirse por la velocidad que llevaba. El cuerpo de ambos semi demonios fue a dar al suelo con una aparatosa caída dejando tras de sí una estela de polvo dejando en suspenso a todos…



Spoiler:




...I tried frantically to speak  and finally learned a few words. But i had no idea a single smile could be so eloquent...

||Dialogo||Pensamiento|| Narro

Devil May cry
¿Ah? ¿A ti tambien te debo dinero?....
avatar
Dante
Espia Diamantes
Espia Diamantes

Raza : Hibrido

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 22/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Sora el Dom Dic 18, 2011 2:47 pm

[Batalla]

Una respiración agitada. Un enorme palpitar en mi pecho. Aquellas dos infernales heridas abiertas quemaban como nunca, además de que las sutiles hemorragias no paraban. A este paso, que me mareará era poco, que mi propia energía se esfumará y que naturalmente ya no pudiera ni levantarme ni re materializar la keyblade. Aquella guerra no parecía tener fin, todas las armadas en conjunto, y todos aquellos semi-humanos luchaban contra las grandes bestias del averno.

Inesperadamente el suelo comenzó a temblar así como una rara onda de energía rodeo a dicho pueblo, me tuve que agarrar del mismo suelo para no ser arrastrado junto con los escombros, y luego quedar impresionado ante la imagen de un enorme dragón con escamas rojas, cuya grandes alas tapaban casi toda poca luz que emanaba en el campo.


-E-Esto…. E-Esta m-mal…

[Roxas]

Por inercia y costumbre giré mi rostro al escuchar mi nombre, Roxas seguía batallando ferozmente contra ese demonio, en serio parecía enojado, por un vago momento recordé aquella promesa que me hizo en el lago, la de “Yo te protegeré” No sabía que se lo iba a tomar tan en serio cuando el mismo dijo que daría su vida tan solo para que yo esté bien.

¡No! ¡No pensaba perderlo! Ni a él ni a ninguna persona que me importará, si he de dar mi vida por ellos lo haría sin chistar y sin temor por morir.

Y ahora, no podía hacer nada, estaba demasiado débil como para moverme, a penas lograba arrastrarme un poco, pero no evitaba gemir del dolor, de la profunda herida que tenía en la pierna, claro que debía dolerme, la punta de aquella guadaña la atravesó completamente, y este tipo de heridas tardaban mucho en cerrarse.

Más la de mi hombro derecho, hace minutos atrás había cesado de sangrar, de igual manera no podía mover bien el brazo. El dolor, la angustia, el deseo de destrucción, todo se materializaba en este mismo campo, mientras aquella infernal mujer siguiera con vida el caos reinaría en este mundo.


-R-RoxasApenas audible fue aquella palabra. Una vez más intente levantarme o aunque sea materializar nuevamente la keyblade, pero nada, toda mi energía mágica se había esfumado. Jadeando, me seguía arrastrando, intentado ayudar, intentando llegar al rubio- ¡R-Roxas!

No me iba a escuchar. Si ya ni hablar podía, y el eco que producían las espadas era también bastante fuerte, no solo se trataba de una espada, también se mimetizaba con el sonido de los gruñidos de aquel enorme dragón y de los semi-humanos.

Por más que luchaba, al final me vi vencido por los brazos de Morfeo y caído en un profundo vació oscuro.



Wanna know something~?:

Hablar ||Pensar || Actuar
Relaciones || ¿Album? Aun en construcción xD
avatar
Sora
Ciudadano Trebol
Ciudadano Trebol

Raza : Humano

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 09/09/2011
Edad : 23
Localización : Depende de la cantidad de azúcar que tenga en el cuerpo y ehmm..... ¡¿Eh?! ¿Donde estoy?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por NRP el Dom Dic 18, 2011 5:27 pm

Off:
Y así concluye la trama de la "Demonio Rojo". Gracias a los que pudieron participar, aunque la trama se alargó a dos meses. Se quedará un tiempo abierta para aquellos que deseen dejar un final para su pj. No habra orden de rol, quien quiera esta bien, sino igual, se cerrará de todas formas.

Aquella figura de una hermosa dama se quedo muy atrás, cuando dicha forma paso a volverse un reptil de enorme tamaño y finas escamas carmines. De su hocico grotescamente caía la baba de su libido, toda la escena caótica la llenaba de regocijo, como si de nostalgia se tratará. Un nuevo gruñido infernal se alzo sobre el pequeño pueblo alzando una vez más las enormes alas.

Las palabras de dicho albino de azul no llegaban ahora a sus alargadas orejas, y una nueva risa macabra salió a luz de sus grandes fauces. No le era de esperar que aquellos dos albinos tomaran su forma demonio, y sabiendo bien que al ser semi-demonios no podían durar en un tiempo ilimitado, no como ella, esa era la ventaja de ser sangre pura. Caminaba en sus ahora cuatro patas, destruyendo a su paso casas o aplastando a varios soldados en su camino, como si de verdad eso le llegará a interesar.

Los soldados que lograron verla -¿Quién no lo haría con semejante tamaño?- Lanzaron flechas en su contra, flechas que quedaron clavadas en su piel y alas, no era más que simple palillos para ella. Alzó su gran cuello dando una gran inhalada, a punto de escupir fuego como todo dragón, y sin embargo no fue fuego lo que salió, sino un humo espeso de color verde casi transparente, aquel mísero humo era totalmente corrosivo, las armaduras de los soldados comenzaron a derretirse al igual que sus armas, y en defecto alguna parte de su cuerpo.

Otro gruñido salió de sus fauces, hasta que sintió la presencia de cierto semi-demonio con ambición de poder. Y lo tenía justo en frente de su cara, estaba por darle un coletazo hasta que vio unas extrañas espadas azules venir sobre su rostro.


-¡KYAH! Un grito desgarrador. Aquellas espadas se quedaron clavadas en todo su alargado hocico. No dieron justo donde el semi-demonio quería, en sus ojos debido a que se movió justamente.

Y su espada, justo en su sien. Violentamente se movió de un lado a otro para sacarse a aquel ser de su misma presencia. Aquel ser descendía justamente aún con su espada clavada en ella, siguió moviéndose, elevando su cuerpo y alas, esta vez usando sus patas delanteras para sacárselo de encima. ¿Y el otro? ¡¿Dónde demonios estaba el otro?! ¡Se le había esfumado!

Sentía las cuchillas de otro caer sobre su piel, no pensó ni dos veces en arremeterlo con su cola con cuchilla de guadaña. Pero quedo parada en seco, sintiendo como si la golpearan, miró para todos lados, escupiendo nuevamente aquella espesa neblina verdusca por sus fauces. En silencio quedó todo, cuando inesperadamente su tórax pareció abrirse, y no solo eso, sino también su espalda misma.


-¡KYAAAAH!Aquel enorme dragón gritó como nunca antes lo había hecho: De dolor. De su pecho, grotescamente comenzaba a emerger una espesa capa de sangre, del más oscuro rojo existente, casi negro.

Cayó al suelo. Un gran y estruendoso terremoto se formó solo por su peso sobre el suelo. Y una enorme estela de polvo quedo sobre ella misma.


-¿Cómo…… ¡¿Cómo es esto posible?! Al dispersarse la estela, la mujer había retomado a su forma común, salvando que ahora tenía una enorme cortada desde su sien que descendía por su espalda. Al igual que en su pecho se mostraba el hoyo que había hecho uno de los albinos anteriormente.

-¡Yo soy superior a todos ustedes! Gritó- ¡Yo soy pura, yo soy poderosa! Alzó sus brazos verticalmente, cientos de demonios emergieron a sus espalda, todos y cada uno de ellos tan peligroso como el otro- ¡YO SOY LA LÉGITIMA REINA DE ESTE INMUNDO LUGAR!

Extendió sus brazos hacia delante, como orden para sus demonios, estaba muy enojada, y no se iba a quedar de manos cruzadas, hasta ahora.

-¡¿Eh?!Su ejercitó no se movía. De hecho, algunos habían soltado sus armas, y uno por uno comenzó a volverse polvo hasta que el viento se los llevaba- ¡¿Pero qué….

Miró sus manos. Estaban quebrándose, al igual que todo su cuerpo, como si de un objeto de porcelana tratase. No supo que decir, en todo el tiempo se le había olvidado algo, algo que era lo único importante para ella ahora: Tomar la vida de un humano.

¡¿Cómo?! ¡¿Cómo pudo ser tan tonta y olvidar eso?! Aquella mujer pataleo, sí, con el pie dio un golpe en el suelo. Gruñó, más su voz se escuchaba rota, y sus ojos habían dejado de brillar tan malignamente como antes.


-¡NOOOOOO! Volvió a gritar. Moviéndose de un lado a otro, desesperada por buscar algún humano cerca- ¡No pueden vencerme ahora! ¡Yo soy la reina, yo siempre ganó!

“Todo cuanto quería podía poseer” Su ley de vida. Pero ahora mismo esa ley se esfumaba junto con sus sueños de volver a reclamar su reino. A pesar de su aspecto quebrado, no parecía desmoronarse. Miró al suelo, con miedo, tomando su vestido comenzó una carrera, tratando de huir.

En vano. Unas manos del mismo porte demoniaco la tomaron sorpresivamente de los pies, y comenzaron a jalarla hacia abajo.


-¡AAAAAAHHHHH! Se agarraba de lo que podía, pero aquella fuera era más grande que ella- ¡No volveré al infierno, no volveré al infierno!

Pataleaba, gemía, suplicaba, todo en vano. Lo que nadie espero, unas aperladas gotas descendieron de su mejilla, gotas al más puro rojo sangre. Ya casi la habían arrastrado completamente, las manos ahora tomaban de su muñeca y seguían jalándola mucho más hacia abajo.


-¡AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH! Y la gutural y quebrada voz, desapareció junto con el resto de los demonios y con el cielo carmín.

Los soldados quedaron atónitos, pero no esperaron para comenzar a celebrar y alzar sus armas en victoria. Exceptuando los semi-humanos, se mantuvieron callados en luto por sus hermanos caídos, comenzaron a recoger los cadáveres y a levantar las cosas.

El pueblo, totalmente destruido, sus cosechas, muertas todas. Ya nos le quedaba nada más que las esperanzas de seguir adelante.

Hoy en día, todos y cada uno de los presentes aprendieron algo: Ciertas historias se vuelven reales, tus enemigos se vuelven hasta tus más grandes aliados.

Y que aquel dichoso cuento de la “Demonio rojo” nunca más volvería a ser hablado por sus habitantes.


avatar
NRP
Eventos
Eventos

Raza : Eventos

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Jabberwocky el Mar Dic 20, 2011 5:01 am

En efecto, la transformacion de demonio no podia durar por siempre.

Ahora veia que tan buena idea fue el haber atacado de semejante manera y haber ejecutado un salto hacia atras. Aunque fuerte por su mitad diavolica, no es inmortal. Sin embargo, lo osado del semi demonio no le permitio percatarse del peligro del cual se habia vuelto un blanco facil y vulnerable. La sorpresa no tarda en apoderarse de el, al observar la filosa extremidad que se acercaba hacia el. Una linea carmin marco la trayectoria del golpe acertado ¡Si ha estado en su forma humana seguramente le hubiese partido a la mitad! Aquel corte que "el querido niño" de la reina habia propinado anteriormente se habia agraviado.

Ante el tremendo golpe, la transformacion llego a su final y el cuerpo del semi demonio fue lanzado a los aires dejando tras de si una estela carmesi. ¿Caer al infierno se sentiria de esa manera? Es incapaz de moverse... De evitar la caida que se aproxima...Su cuerpo se ve sujeto por el otro albino en un movimiento nada ortodoxo y despues, la aparatosa caida... El de gabardina azul rodo varios metros. Al desaparecer la cortina de humo, la figura del Sparda mayor se observa en el piso, inerte...

Tenia que levantarse, tenia que seguir luchando, aun siente la presencia del demonio rojo cerca... Tambaleante, maltrecho, y por pura inercia, es como se levanta. Quiza lo unico que le mantenia en pie esos instantes era el puro orgullo. La aparicion de mas demonios... De esa raza asquerosa e inmunda que tanto odia, pese que una de sus mitades pertenece a la misma calaña, no, el era superior, era hijo del gran Sparda, aquel poderoso general infernal que sello la puerta entre el mundo demoniaco y el humano...

Entre jadeos respiraba, atento a cualquier movimiento que la femina tratara de ejecutar, listo aun para la pelea, aunque su cuerpo ya no pueda mas. Sus apagadas azulinas orbes se percatan de algo: Una salida: una entrada al mundo de su padre, no obstante, su cuerpo no obedece por mas que intenta moverse, el daño ha sido demasiado, y aunque por parte de su mitad demonio posee regeneracion, tomara algo de tiempo. Ladinamente sonrie, observando como aquella mujer de ojos rojizos como la sangre desaparece. Hablando de sangre, observa su maltrecho reflejo en un charco del vital liquido que se ha formado a sus pies. Su cuerpo se tambalea, tuvo que dar un paso adelante flexionando la rodilla para evitar ir a dar al piso.

No puede mas, en ese mundo, pasar a su forma de demonio consume mucha mas energia, y las espadas Spirales otro tanto, su orgullo desmedido le ha obligado a llevarse mas alla del limite. su siniestra se posa sobre su pecho manchando sus falanges con el tibio y carmin liquido, finalmente las fuerzas parecen abandonarle. Aunque...

¡No! ¡Tenia que levantarse! ¡Si no lo hacia significaba que habia perdido ante esa escandalosa chiquilla! ¿Verdad?... Es imposible, no encuentra las fuerzas para mantenerse en pie, o para sostenerse de algo…

…Todo había terminado… Le demostro a la Reina roja, quien era superior.

-"Deberias saber que demonios como tu, poseen la falta de algo que complementa el uso correcto de semejante poder-"

Humanidad, una razon para pelear... Una motivo para aferrarse a la vida, algo que no sea completa y totalmente egoista...

...La figura de una mujer de hebras doradas como los rayos de sol se dibujo en sus recuerdos. Finalmente, el albino, perdio la consciencia...




Soy el perro que osó morder la mano del amo que le alimentaba.

"You smelled the smoke. But you were in dreamland taking tea with your friends. You couldn't be bothered. Your room was protected and spared while your family upstairs roasted in an inferno of incredible HORROR."


Narracion//Dialogo//"Pensamiento"

Ficha // Relaciones
avatar
Jabberwocky
Soldado Corazones
Soldado Corazones

Raza : Hibrido / Admin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 30/05/2011
Edad : 28
Localización : Makaii

Ver perfil de usuario http://www.night-mist.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Credo el Dom Dic 25, 2011 3:43 am

El friccionar del acero de las armas chocando no se hacia de esperar. Con toda la fuerza que le era posible debido a sus heridas, el Capitan de diamantes continuaba forcejeando con aquella maldita bestia emergida de los mas profundos avernos. Siendo realistas, los pobres ejercitos no teninan posibilidad alguna de ganar... ¿Como vencer a semejante bestia? y aquellos gruñidos proveniente del imponente dragon carmin solo anunciaban la desesperacion y perdicion en la que se estaban viendo envueltos. Las enormes alas causaban ventarrones que levantaban una gran cantidad de polvo haciendo mas critica la situacion.

Entre jadeos respiraba, mechones caobas se le adherian al rostro debido al sudor. Enormes hilos rojizos descienden desde su hombro para perderse en alguna parte del suelo. Ante la perdida de sangre y por el cansancio, su cuerpo comenzaba a sentirse pesado, la herida del costado tambien comenzaba a mermar sus movimientos, pues se volvian cada vez mas torpes y lentos.

Se tambaleo ligeramente hacia un lado, para su fortuna, el demonio solamente estaba haciendo mofa de lo patetica que era ahora su condicion. Era mas que claro que el Capitan ya no podia seguir luchando y sin embargo, helo ahi, intentando hacerlo. Los gritos lastimeros de la fiera inundaban por completo el lugar, inclusive ¿Seria capaz de escucharse por todo wonderland? Una nueva sacudida alerto a todos, incluyendo a los "queridos hijos" de su majestad. ¿Como era posible? ¡Que importaba, quedaba algo de esperanza! El canido lo intento nuevamente, empuñando su arma con una sola mano, era lo mas que podia hacer ya en esas condiciones, las espadas de ambos chocaron nuevamente. No obstante al no llevar tanta fuerza el golpe, la espada de Credo salio volando, y el, con la guardia abierta, indefenso...

-"Se acabo"...-
No hay nada que pueda hacer ya...

Para colmo, mas demonios emergieron... No, aquello no podia empeorar aun mas. Y justo, cuando el demonio que tenia frente pretende dar la estocada final para el canido, este comenzo a volverse polvo. Asustado, el canido se llevo la diestra hasta su pecho un poco mas... tan solo un poco... Y hubiese sido capaz de sentir el filo acero diabolico traspasarle. Incredulo alza la mirada, percatandose que el cielo comienza a tomar su color natural... La guerra habia terminado. Mas no el trabajo duro... Habia que reagruparse, habia que ver los heridos, hacer listas previas, y recoger los cadaveres, lo mas pesado de todo sin duda seria dar aviso a los familiares.

Ese dia sin duda quedaria bien grabado en la memoria del capitan de la armada dorada, en su vida sinceramente jamas creyo que se veria envuelto en una masacre similar, ni tampoco, que las leyendas, pudiesen volver a la vida y amenazar con la paz y tranquilidad que generalmente reinaba en wonderland.

Comenzo a caminar despacio... Aun habia muchas cosas por hacer, y estar ahi parado como un estupido, no era una de ellas...




Spoiler:


"As General of the Army, u're now under arrest. It's the wish of his majesty!"



Narracion// Dialogo // "Pensamiento"

avatar
Credo
General Diamantes
General Diamantes

Raza : Semi-humano

Mensajes : 518
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Alice Nightray el Dom Dic 25, 2011 5:44 pm

[Batalla]


En medio de la batalla aun se hallaba la fragil reina de espadas, haciendo frente a todo aquel demonio que osara pasar frente a su vista; desde que habia comenzado a hacer uso de los rayos controlados por su espada su fuerza se habia incrementado increiblemente, asi como tambien el desgaste de su cuerpo, pero su mente no estaba pensando en las consecuencias en ese momento, luchaba para acabar con esos engendros del infierno y asi evitar la guerra se expandiese por wonderland y hacia el reino que tanto amaba.

Habia recibido ya muchas heridas, afortunadamente ninguna de gravedad que le hiciera retroceder, avanzaba a paso firme, un demonio trato de atacarla por la espalda y de un tajo lo destrozo por la mitad, charpeandose de un viscoso liquido rojo inclusive hasta el rostro, su cabello azabache se agitaba con ella a cada movimiento, en cuanto podia miraba aquella mujer se sus peores pesadillas y con lo que ella acontecia, se lamentaba de no poder hacerle frente ella misma pero eso tampoco la desalentaba.

Mas demonios emergian, la reina seguia en su combate, por un momento su vista se nublo pero al instante se reintegro con su espada clavada en otro monstruo, le costo un poco sacarla y en cuanto lo hizo un grito chirriante y espeluznante inundo el campo de batalla, un sonido que quizas se habia extendido en todo el pais, de nuevo su mirada busco a la causante de tal desastre, ya no era una mujer, un rostro era lo que sus ojos veian, un monstruo siendo destrozado por los que parecian ser los gemelos que la habian enfrentado; la reina azul se erigio sorprendida por el hecho, no daba credito a lo que veia, pronto todos los demonios comenzaron a esfumarse y los gritos de jubilo de los sobrevivientes no se hicieron esperar, la pesadilla habia acabado al fin.

Aun incredula miro al cielo, habia vuelto su hermoso color azul, una sonrisa casi invisible se dibujo en sus labios mientras entrecerraba los ojos que se mantenian en direccion al sol... aun habian cosas que hacer, eso era seguro, pero por el momento ese capitulo habia terminado... Alice se desvanecio en ese mismo lugar.


Actuo / Hablo / "Pienso"  
Ficha||Relaciones

Alice Nightray
Reina Espadas
Reina Espadas

Raza : Humano

Mensajes : 361
Fecha de inscripción : 17/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio Rojo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.